Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

La altura de las cuerdas en la guitarra clásica

La altura de la cuerdas en la guitarra clásica

Un tema controversial para muchos guitarristas y no menos preocupante para algunos luthiers, es el referente a la altura de cuerdas o “acción” de la guitarra clásica. En un escrito de 1950, el reconocido luthier Dionisio Gracia hace la siguiente referencia: “El diferente grado de pulsación de una persona a otra hace que una guitarra pueda ser dura para una persona y normal para otra. El constructor no puede prever la pulsación del adquiriente de un instrumento, pero si puede dejarlo completamente a su gusto arreglando los huesos del puente y cejilla y dejar las cuerdas a la altura deseada”.

Me permitiré con el mayor respeto y humildad hacer una objeción a las palabras de Dionisio Gracia, ya que a mi juicio su comentario es bastante acertado pero no exacto. Veamos cuales son las razones.

Normalmente, se puede tener como parámetro de acción normal de las cuerdas de una guitarra clásica, a una altura que va desde los 3,5 hasta los 4mm en la sexta cuerda. Para tomar la medida, debe apoyarse el extremo de un calibre sobre la superficie del traste 12 y tomar la distancia desde allí hasta el borde inferior de la cuerda. En el caso de las cuerdas de nylon (1º, 2º y 3º) ocasionalmente se puede tener una altura menor sin grandes riesgos de trasteos.

Esta medida standard, puede resultar relativamente incomoda para muchos guitarristas, a pesar de ser una altura promedio. No obstante, la posibilidad de disminuir la altura de cuerdas está irremediablemente determinada por factores de construcción del instrumento, como ser el espesor de las tapas, el ángulo del mástil, y algunas cuestiones relativas al comportamiento acústico del instrumento. No me refiero simplemente al hecho de que el mástil pueda tener un ángulo tal que no admita, teniendo la cejuela de hueso la altura mínima posible, seguir bajando las cuerdas. Sino que aún en el caso de que el hueso admita aún un retoque, la guitarra determina hasta que punto sus cuerdas pueden vibrar sin generar trasteos. Muchos músicos experimentados conocen el hecho de que la guitarra de concierto de calidad exige mayor fuerza de pulsación, y en la mayor parte de los casos no es susceptible de que se bajen sus cuerdas sin una perdida sonora. Por un motivo de sustain de la cuerda, y de retroalimentación sonora del instrumento, la amplitud vibratoria de la cuerda en la guitarra de concierto suele ser mayor a la que se produce en una guitarra laminada. En una guitarra de estudio, muchas veces pude alcanzarse una altura de cuerdas y una comodidad de ejecución inimaginable en una guitarra de concierto, pero esto se hace a raíz de una perdida de volumen y timbre muy considerable. Se puede decir a modo de regla que la amplitud sonora de una guitarra es en la mayoría de los casos inversamente proporcional a la posibilidad de bajar sus cuerdas.

No obstante, muchos factores que influyen en la comodidad del instrumento no tienen que ver directamente con la altura de las cuerdas, y responden a otras cuestiones de diseño que pueden, en alguna medida ser compensatorios de la comodidad de ejecución. Entre estos factores se debe tener el cuenta la cuadratura del mástil (es decir, el modo en que está redondeada la parte trasera del mástil en donde apoya el pulgar de la mano izquierda), y la tensión de cuerda que genere (al margen del encordado) el instrumento en particular.

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar