Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Soportes ergonómicos para guitarra

 

Encontrar la postura óptima de acoger y tocar la guitarra no siempre es tan fácil como parece. Para los jóvenes estudiantes, o aficionados puede parecer más que suficiente un reposapié que nos proporcione la elevación adecuada a la estatura del intérprete y nos posicione la guitarra, justo en ese punto dónde la notamos cómoda y nos facilita la ejecución. Sin embargo, a media que avanzamos en exigencia y en horas de estudio, pueden empezar a surgir algunos dolores de espalda o de ciertas articulaciones, como consecuencia de la postura no siempre tan natural que adoptamos mientras tocamos. Estas molestias pueden a veces ir agudizándose con el paso del tiempo, hasta transformase en lesiones. Es ahí donde los soportes ergonómicos entran en escena, ofreciéndonos como beneficio principal una postura más natural, menos cansada, al tiempo que nos permite un posicionamiento e inclinación de la guitarra óptima para la ejecución. ¿Y qué soporte es más recomendable para minimizar esas molestias?. No es posible decir que hay un soporte universal que sea idóneo para todos los guitarristas, pero sí hay distintas y buenas soluciones para guitarristas de todo tipo, con independencia de su estatura o estilo musical. Lo mejor como siempre, es probar y ver que se nos adapta mejor, a veces el cambio puede ser grande, no sólo porque nos proporciona solidez y seguridad en la postura, sino que nos cansa menos, nos evita las mencionadas molestias y nos hace disfrutar más del tiempo que dedicamos a la guitarra.

En Guitarras de Luthier disponemos de tres tipos de soportes ergonómicos que presentamos a continuación y de los que explicamos sus principales pros y contras.

Alzador Gitano

De los tres es el más práctico y también el más económico. Mediante dos ventosas se coloca con mucha facilidad en los aros de la guitarra. Para encontrar la postura idónea hemos de ir variando de posición las vetosas, subiendo o bajando por los aros hasta dar con la posición que creamos adecuada. Las posibilidades de ajuste que ofrece son pocas, limitándose al emplazamiento en la guitarra. Sin embargo se pliega con facilidad y se puede guardar la guitarra en el estuche con el alzador adherido a sus aros, lo cual es una indudable ventaja. Sus ventosas no dañan la guitarra, aunque si la operación de pegado y despegado se realiza con frecuencia, a la larga podría ocasionar algún deterioro en guitarras con acabados más sensibles como la goma laca. Como conclusión, el alzador gitano es una solución práctica y económica, aunque un poco menos versátil que otros soportes. Válido tanto para guitarra clásica como flamenca.

ErgoPlay

De una calidad indiscutible y de una versatilidad extraordinaria, es imposible no encontrar la postura óptima que buscamos. Es sin duda de los tres soportes el más flexible y versátil. La gama ErgoPlay se compone de dos modelos profesionales, el Tröster y el Tappert. Los dos modelos se ajustan a la guitarra mediante ventosas de gran calidad que cuentan además con una pestaña para facilitar su despegue. El modelo Tröster viene con cuatro puntos de sujeción, tres en el caso del Tappert, en ambos casos el soporte queda sólidamente fijado a la guitarra, proporcionando seguridad y firmeza. El modelo Tröster dispone de dos brazos ajustables en longitud e inclinación, que nos permiten alcanzar una postura idónea cualquiera que sea nuestra estatura o necesidad. El modelo Tappert sólo dispone de un brazo ajustable, aunque es también muy versátil. La facilidad para despegar sus ventosas hace que se minimice los posibles deterioros de la superficie de la guitarra. Este soporte puede necesitar un pequeño tiempo de adaptación, pero su versatilidad para encontrar la postura idónea y su firmeza nos aseguran disfrute sin molestias y total seguridad. Por contra, cada vez que guardamos y sacamos la guitarra de su estuche tenemos que volver a colocar y ajustar el soporte. Ambos modelos de ErgoPlay son aptos para guitarra clásica y flamenca.

Dynarette

Este soporte ergonómico es un curioso cojín, muy bien estudiado por sus diseñadores, que se adapta como un guante a la pierna y que tiene una forma perfecta para acoger y posicionar la guitarra. La parte baja lleva una banda de tejido adherente que hace que el cojín quede muy bien sujeto a la pierna. El Dynarette se ofrece en dos tamaños, con los que se puede alcanzar una posición óptima con facilidad, si bien no es tan versátil como ErgoPlay. Sin embargo, es muy fácil de utilizar y la adaptación es casi inmediata. Tapizado en un tejido símil cuero de gran calidad, dispone de una cremallera por si queremos extraer su forro para lavarlo. Viene presentado en una práctica bolsa que facilita su transporte. El uso de Dynarette no supone ningún daño ni deterioro para la superficie de la guitarra, sea cual sea su acabado. Su precio es equiparable al modelo alemán ErgoPlay. Este soporte es aconsejable para guitarra clásica. ¿Cuál es el mejor y nos conviene más?. Como siempre, nuestro consejo es probar y ver cuál se adapta mejor a nuestro estilo y a nuestra postura. Lo que está claro es que si sentimos molestias después de tocar durante un tiempo, lo mejor sería buscar un sistema que las alivie, a la larga saldremos ganando, no sólo porque evitaremos males mayores, sino también porque podremos pasar más tiempo disfrutando de la guitarra.

 

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar