Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Las uñas del guitarrista. Introducción y reseña histórica

Las uñas siempre han sido y seguirán siendo una fuente de cuidado y preocupación para el guitarrista dedicado.  Los vihuelistas, lutenistas y guitarristas, remontándose al siglo dieciséis, se han estado debatiendo sobre el asunto.  Por lo tanto, cuando un alumno me habla del tema, está agregando sus impresiones a esta arena centenaria.

El a menudo mal usado término ¨abordaje de las uñas¨ se refiere a un golpe de dedo de la mano derecha que es en realidad un mezcla entre dedo y uña.  Usar solo las uñas produce un sonido fino y plástico;  usar solo el dedo produce un sonido opaco falto de brillo.  El grosor de las uñas de cada individuo, así como el ancho y la curvatura de las uñas, son todos factores que tienen una influencia directa en la calidad del sonido que el guitarrista produce.

Toma unos años volverse expertos de las propias uñas,el guitarrista debe ser muy consciente de lo cercanas que estan las uñas y el sonido.  Las uñas son para el guitarrista lo mismo que las cuerdas vocales para un cantante.  Aún así, la mejor comparación de todas es con los pinceles de un pintor. El guitarrista debe poder el ángulo de ataque a las cuerdas de modo de producir una variada gama de sonidos.

Así como es verdad que algunas personas han sido bendecidas con dedos, manos, oído interno, etc. perfectos, también es cierto que algunas personas han sido bendecidas con uñas perfectas.  No es fácil describir la uña perfecta porque la manera de verlas es considerando que son más o menos perfectas de acuerdo de la posición en las que las usamos al tocar.  Seríamos lunáticos si tratáramos de tocar en ángulo perpendicular con las cuerdas si nuestras uñas son demasiado finas o encorvadas hacia abajo. Generalmente, tocar  con los dedos de la mano derecha perpendiculares a las cuerdas significa que estamos torciendo la mano derecha más allá de la linea saludable. Si persistimos con esa posición, pueden ocurrir malformaciones en la mano.

uña redondeadauña en ángulo

Estas son las uñas que recomiendo.  Redondeadas o cortadas en ángulo, con la parte más corta hacia el corazón.  La segunda es la manera más profesional de moldearlas.  Limarlas así permite un gran contacto con la carne antes del ataque con la uña, y además es casi imposible quedar enganchado en las cuerdas, y los dedos están asistido en el punteado, empezando desde la articulación principal de la mano.

Estudia tus uñas profundamente y no asumas que usarás la misma forma de uñas durante toda tu vida.  Con los años, las uñas se ponen más gruesas, tu cuerpo cambia, y también lo hace tu postura al sentarte, como también, finalmente, el ángulo de ataque.

uñas de Renato

Esta es una foto de cerca de las uñas de la mano derecha típica.  Los guitarristas suelen usar diferentes formas de acuerdo a su nivel de ejecución o al repertorio que están tocando.  La manera en la que moldeo mis uñas es:  muy bien pulidas (si practicas más de 3 horas  deberías pulirlas una segunda vez usando un pulidor ultrafino foto abajo (un pedazo de cartón es suficiente para lograr el resultado deseado), de la más larga a más corta (a, m, i) y un poquito más cortas del lado que toca – posiblemente limpias. Una semana antes de los conciertos, limo mis uñas un poco más cortas que lo normal y dejo que crezcan, manteniéndolas pulidas, hasta el concierto.  Algunas piezas requieren el uso del dedo chico de la mano derecha, así como el uso del pulgar de la mano izquierda (No te preocupes, sabrás cuándo usar el pulgar de la mano izquierda para frenar notas) de manera que también hay que cuidar y entrenar estos dedos. (Los rasgueados pueden llegar a requerir el uso de ch – dedo chico – aunque por lo general uso esa uña solamente para que mi mano derecha se vea estéticamente armoniosa

 

Pulgar

Con respecto a la uña del pulgar, mantenlgana mas bien larga y con bordes tendiendo a lo cuadrado.  Es la uña que más se gasta durante el toque, debido a la dureza de las cuerdas graves.  El pulgar trabaja en dirección opuesta a los otros dedos.  Algunos guitarristas no usan la uña del pulgar, y otros, como yo, la usan para cambiar el ángulo del punteado y lograr un sonido más fino o redondo.
Otras veces, se usa nada más que la yema del dedo para lograr un sonido suave y redondo en el bajo.  Abel Carlevaro y muchos de sus alumnos también han desarrollado un ¨sonido de cuarto bajo¨, logrado cortando a través de las cuerdas graves.  Es una cuestión de buen gusto elegir el mecanismo correcto para puntear en cada momento.

 

limas

Hay centenares de modelos de limas para uñas en el mercado.  Los guitarristas, en general, necesitan un tipo especial de lima para poder pulir las uñas, porque las limas comunes suelen tener un grano muy grueso.  Es muy pequeño el cambio para variar drásticamente el sonido producido, por lo que es necesario tener limas de buena calidad.  Generalmente entro en las farmacias y voy a la sección de uñas para las damas, y alguna vez tengo la suerte de encontrar las limas como las que se muestran en la imagen.  Este tipo de limas pueden durar años.  Pero como no es muy fácil encontrarlas, al menos donde yo vivo, cuando las encuentro vacío la góndola.  También es posible comprarlas a través de la Web.

lima
Ésta es la favorita de los guitarristas

lado B
Este lado pule la uña hasta que literalmente brille.

La experiencia me ha demostrado que dominar tus habilidades de manicura resolverá la mayor parte de los problemas de las uñas.

 

LAS UÑAS:RESEÑA HISTÓRICA

El método vihuela de Miguel de Fuenllana – Orphenica Lyra (1554) – es el documento más antiguo que existe sobre el tema de usar o no usar las uñas con la guitarra clásica.  Fuenllana habó de redobles (maneras de puntear las cuerdas con la mano derecha) y manifestó una preferencia por el uso de la carne de la yema.  Dijo que mientras las uñas otorgan seguridad técnica, hacen perder al artista su habilidad de transmitir belleza. “Solo el dedo, que de verdad está vivo  puede transmitir la intención del espíritu.¨ Lo que le dá verdadero valor al comentario de este hombre, es que fue ciego desde nacimiento, y a mí los años me han enseñado que los ciegos desarrollan un oido divino.  Cuando la música es su profesión, además, escuchar es el universo.

Las uñas y las manos

-El laudista Alessandro Piccinini (1566-C.1638) en su libro Intavolatura di liuto…(1639), et di chitarrone (1623) recomendó, en cambio, el uso de las uñas. “El instrumentista debería tocar la cuerda con la carne, empujar la cuerda hacia la panza del instrumento y deslizar la uña oblícuamente a través de las cuerdas.¨ Su descripción sobre como dar forma a las uñas es similar al abordaje del guitarrista moderno -Los guitarristas luego de Tárrega son considerados modernos.

-Thomas Mace (c.l612-c.l706) en su libro sobre el laúd Musick’s Monument (1676) expresó una preferencia por la yema, pero concedió que había también ventajas en usar las uñas.  ¨El sonido cálido de un laúd tocado por la yema se pierde al tocar junto con otros, mientras que el uso de uñas permite que pueda escucharse.¨ De todas maneras, él prefería la carne.

-El guitarrista barroco Francesco Corbetta (1615-1681) usaba sus uñas.

-Silvius Leopold Weiss (1686-1750) dijo que el laúd generalmente se tocaba con la yema de los dedos, pero que el theorbo (similar al laúd pero con diapasón más largo) y el chitarrone se punteaban con las uñas “produciendo, desde cerca, un sonido crudo y raspante.

-Frederico Moretti (1799) y Fernando Ferrandiere (1771-1816) pusieron los cimientos para los guitarristas de inicios del siglo 19 en sus libros respectivos:  Principios para tocar la guitare de seis ordenes y Arte de tocar la guitarra española , ambos publicados en 1799. Sobre el libro de Moretti, Fernando Sor dijo:  “He aquí una antorcha que sirve para iluminar los pasos errantes de los guitarristas.“  Moretti apoyaba el uso de la yema.  Ferrandiere optó por las uñas.

-Femando Sor (1778-1839) fue uno de los guitarristas y compositores más celebrados de su tiempo.  Sus composiciones aún forman parte importante del repertorio.  Sobre este tema dijo:  “Nunca en mi vida he oido a un guitarrista que tocara con las uñas y fuera soportable.
Como otros escritores antes que él, Sor se quejaba del sonido creado por las uñas.  Sentía que tenía un tono desagradable y que creaba demasiado ruido.  También sentía que se podían producir ¨muy limitadas graduaciones de calidad de sonido¨ con las uñas.  El único factor que redimía un poco a las uñas era que “las uñas facilitan los pasajes rápidos.¨ Al opinar sobre estos temas, Sor señaló que cada intérprete es quien realmente decide:  “Cuando os dirijo a observar este o aquel precepto, nunca toméis mi autoridad meramente, sino preguntadme por qué; y si mis razones no os convencieran suficientemente, deberíais entonces disminuir en gran medida la confianza con la que me honráis con respecto a esta ciencia.

-Dionisio Aguado (1784-1849) en su Nuevo Metodo para guitarra de 1843, describió una técnica muy similar a la del guitarrista moderno.  Explicó como usar tanto las yemas como las uñas con fuerte preferencia por las uñas. Aguado mismo tocaba con sus uñas, como lo hacía su maestro Manuel de Popolo-Vicente Garcia. Aguado creía que el uso de las uñas le daba a la guitarra un sonido único y por lo tanto hacía florecer su verdadero carácter.  El uso de las uñas permitía una gran variedad en el timbre así como un toque rápido y claro.

- La siguiente figura importante en la historia de la guitarra fue Francisco Tarrega (1852-1909) quien, como nunca escribió un método propio de guitarra, se ha vuelto una figura pedagógica importante debido a los escritos de Emilio Pujol (1886-1982). El maestro de Tárrega, Julian Areas, usaba las uñas, como también lo hizo Tárrega hasta los últimos 9 años de su vida.  En 1900, Tárrega se abstuvo de dar conciertos y empezó a tocar con las yemas.  Pujol describió al uso que Tárrega le dió a sus yemas producía un sonido claro gracias al ¨ancho, suavidad y firmeza del cuerpo que hacía vibrar las cuerdas.  Este tipo de toque es lo que hay que desarrollar.¨  Pujol agregó, haciendo eco a Fuenllana, que ¨es la yema la que mejor transmite el sentimiento del alma… un medio tan insensible como las uñas interfiere con el contacto directo entre la sensibilidad del artista y la cuerda.¨

Por momentos, Pujol se ponía muy emotivo con el asunto.  “El tono que adquiere una cuerda al ser punteada por la yema lleva una belleza intrínseca, que afecta a los sentimientos más profundos de nuestra sensibilidad, así como la luz y el aire que permean el espacio.  Sus notas son incorpóreas, como lo podrían ser las notas de un harpa ideal,  expresiva y responsiva.  Tiene, junto con este carácter íntimo, algo de la fuerza romana y el balance griego.  Nos recuerda la gravedad de un órgano, y la expresividad de un violoncello.  La guitarra deja pues de ser femenina y se vuelve un instrumento de grave virilidad.  Finalmente, este estilo nos presenta con la transmisión, libre de impurezas, de nuestras más profundas emociones.¨ A pesar del tono de esta última declaración, Pujol termina su tratado,  El dilema del sonido en la guitarra (1960) , con una nota muy balanceada, sumando las cualidades de cada uno de los abordajes, y dejando la decisión sobre cuál de los dos usar en las manos del lector.  Dijo que las uñas le dan al guitarrista mayor habilidad de variar el timbre, producir armonías claras, vibratos, velocidad y articulación de dedos.  Las uñas también permiten que se pueda tocar con mínimo esfuerzo por parte de la mano derecha.  Dijo que la carne otorga uniformidad, sobriedad y volúmen, pizzicatos claros, escalas de volumen alto, y un trémolo etéreo y no metálico.  El abordaje con la yema requiere mayor fuerza y esfuerzo para desplazar la cuerda a causa de la resistencia incrementada (sobre la yema), por lo que el virtuosismo se vuelve más difícil.  El virtuosismo se usa como sinónimo de velocidad.  Error.

-Andres Segovia (1893-1987) tocaba con las uñas, al estilo de Aguado. Cuando se le preguntó su opinión sobre el uso que le daba Tárrega a sus yemas de la mano derecha, dijo:  “Es absolutamente estúpido.  Reduces el volumen de la guitarra, y el timbre y color.  Tárrega ha renunciado a la verdadera naturaleza de la guitarra, que consiste en la riqueza de sus timbres y sus diferentes colores.¨ Es por la influencia de Segovia principalmente que hoy en día la mayoría de los guitarristas tocan con las uñas.  Este asunto nunca fue solucionado por la evolución, ni votado por una mayoría, sino que fue decidido por el trabajo y popularidad de Segovia y sus seguidores.  Es este enorme seguimiento el responsable del casi unánime uso de las uñas por los guitarristas contemporáneos.

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar