Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Quintaje de una guitarra eléctrica

 


Revisemos el comentario de nuestro amigo Enrique García . En sus propias palabras:

“¿Qué entendemos por quintar, quintaje, quintado, etc., de una guitarra? Suponemos que se trata del ajuste, porque si miramos el Diccionario, la palabrita en cuestión no existe como referencia a la guitarra, ni a nada relativo a la música. Miradlo, si tenéis tiempo.
Me sorprende ver cómo se ha instalado dicho “palabro” entre nosotros, ya que todo el mundo lo usa, y creo que la única conexión es que la primitiva guitarra española se afinaba comparando una cuerda con otra pisada en el QUINTO traste. Actualmente, no hay nada más lejos de la realidad, y sobre todo, con guitarras eléctricas.

De todas maneras, le llamaremos como queráis.”

He estado pensando en el tema… es cierto. No sé cómo se ha ido estableciendo el término “quintado”, pero tal como dice Enrique, lo más probable es que se trate de una evolución etimológica de otro término que quiere asemejarse al mismo concepto que “afinado”, o “afinar”, o “ajustar”, pero haciendo referencia a que como también cita Enrique, la guitarra clásica se afinaba relacionando la nota que emitía una cuerda pulsada “al aire”, con la tonalidad que producía la cuerda más grave pisada en el quinto traste. Esto a excepción de la tercera cuerda, que debería sonar (pisada en el cuarto traste) en el mismo tono que la segunda al aire.

Ahora, personalmente preferiré usar el termino “quintado”, a sabiendas de que no es del todo correcto porque la operación que queremos describir está estrechamente relacionada con la “afinación” del instrumento, y puesto que cuando pienso en “ajuste” me vienen a la cabeza otro tipo de maniobras y manipulaciones más completas que ya no tienen que ver directamente con con la afinación (ajuste de la altura de las cuerdas o de la inclinación del alma o truss rodpara evitar “trasteos”, inclinación del mástil respecto al cuerpo, etc.).

Yo hablaría de “ajustar” una guitarra si me refiriese a TODO este conjunto de manipulaciones, que incluiría también lo que comúnmente denominaremos “quintado”.
De hecho, cualquiera de estas operaciones debiera llevar consigo una “revisión completa” de las otras. Probablemente sería cosas me pequeños cambios en la mayoría de los casos y para un cuidado correcto de nuestro instrumento deberíamos hacer un “ajuste completo” de vez en cuando. Hay gente que dice ” al menos una vez al año”,pero esto depende de muchos factores entre los que cabe citar el uso que tiene nuestro instrumento y nuestra forma de tocar entre otros.

Aclarado esto (que bueno es saber de dónde vienen los términos que usamos para referirnos a las cosas), entremos un poco más en materia intentando explicar a qué nos referimos con “quintar una guitarra”.

Para ello aclaremos un par de cosas más:

Cuando nos referimos a “quintar una guitarra” o que una guitarra está “quintada”, a mi modo de ver estamos queriendo decir que el instrumento afina PERFECTAMENTE (o al menos, casi…ya hablaremos de ciertos “peros”).

Esto implica que tras la operación habitual de estirar las cuerdas por medio de las llaves o manecillas del clavijero hasta su correcta tensión, podemos comprobar por medio de cualquier artilugio que nos permita medir o comparar la frecuencia o longitud de onda emitida, lo siguiente:

*.-Cada cuerda pulsada al aire, emite la misma nota que el armónico de la misma cuerda producido en el traste nº12.

(Esta idea sería casi una definición de lo que vulgarmente se entiende por “la guitarra está quintada”)

De esta manera, entre la cuerda pulsada al aire y el traste nº 12 hay notas con las que “recorremos” todo el espectro sonoro de una octava completa de la escala “dodecafonica” (12 notas).

Respondamos un par de cuestiones típicas antes de meternos en faena:

.- Hay gente que cree que cuando una guitarra está “desquintada” es que está estropeada o algo similar, ¿es esto cierto?

No. Es natural que debido al uso una guitarra se pueda desquintar. De hecho, cuestiones como un cambio de calibre de las cuerdas a uno notablemente más grueso o más fino hará necesario e inevitable un nuevo “quintado” y probablemente un “ajuste completo” del instrumento.
Es necesario tener en cuenta otra cosa que a veces no parece tan obvia: La limpieza.

He visto guitarras que no se pueden quintar debido a que la cantidad de porquería, óxido y corrosión (no es broma) han hecho impracticable el que por ningún medio ni con ninguna herramienta, se puedan mover las piezas que intervienen en la operación (“la mierda suelda”- dicho popular de los mecánicos de mi barrio-).

Las guitaras eléctricas modernas, entre ellas las fender, destacan por incorporar diseños mecánicos cada vez más precisos y seguros para conseguir ajustes estables por un tiempo más duradero. Mantener en buen estado todas las piezas es la única garantía de que nuestro instrumento será útil y satisfacerá nuestras necesidades por un larguísimo período de tiempo. Estas guitarras son “para toda la vida”, aunque algunos necesitemos “más vidas que un gato” a tenor del número de instrumentos que acaparamos.

.- ¿Hace falta llevar el instrumento a la tienda o al luthier para quintarlo?

No. Intentaremos explicar cómo se hace para que esta operación la podamos hacer nosotros mismos.

.- ¿Qué herramientas necesitamos para quintar una guitarra eléctrica?

Básicamente estas tres cosas:

1. Un juego de cuerdas nuevo.
2. Un afinador.
3. Un destornillador (normalmente finito y de estrella o “phillips”,( como también lo llaman) para manipular la posición de las silletas del puente donde se asientan las cuerdas.

 

…por ejemplo, aunque no veas lo que resuelve tener uno de estos otros en la maletita de los cables, las cuerdas y los pedales…

.- ¿Por qué el juego de cuerdas debe ser nuevo?

Las cuerdas, a medida que se usan pierden elasticidad, se oxidan y corroen, pierden “timbre”, a veces se “machacan” en un determinado traste y se deforman, etc…todas estas irregularidades pueden hacernos cometer pequeños errores, y además: ¿qué mejor momento que el de cambiar todas las cuerdas para hacer esta pequeña revisión?
CAMBIANDO LAS CUERDAS…

Para ir entrando en materia, vamos a ir sustituyendo las cuerdas de nuestra guitarra por unas nuevas.

Hay que decir que muchos de los problemas de afinación que mucha gente tiene con sus guitarras son debidos en gran parte a que colocan las cuerdas mal. Parece una tontería, pero es cierto.

Respondamos a una pregunta típica:

.- ¿Cuántas vueltas hay que darle a la cuerda sobre la clavija?

Las menos posibles. Depende del tipo de clavijero.
Me explico: la mayor parte de cambios de tensión de una cuerda, es decir la mayor causa de que una cuerda se desafine es el largo de cuerda que está enrollado en la clavija. Debemos dar sólo una o dos vueltas de cuerda sobre el pivote de la clavija. Esto será suficiente en la mayoría de los clavijeros para que el sistema mecánico del clavijero actúe con eficiencia y la cuerda no “resbale” y se salte.

De cualquier modo depende del tipo de clavijero. Los clavijeros de bloqueo, tipo Sperzel no necesitan ni una vuelta. basta con que la cuerda sobresalga un poco del hueco de la clavija, se aprieta con el bloqueo y listo!

Estos son un par de modelos de clavijero Sperzel con bloqueo. El mismo sistema existe en otras marcas

Otros clavijeros, como los kluson tipo vintage que llevan muchas fenders y que tienen una ranura y un hueco en cada clavija actúan de forma distinta, pero son también bastante eficientes.

Aquí dos muestras de los tipo kluson. Bueno, estos son kluson auténticos

alguna muestra más de clavijeros vintage:

Los Schaller modernos como los que traen la mayoría de las fender americanas tipo standard son también un excelente clavijero, pero no tienen esta ranura. En cualquier caso con estos y con los anteriores, yo procuro no darle más de dos vueltas a cada cuerda. Una me parece más que suficiente.

*Realmente ni una vuelta entera es necesaria. Un vez la cuerda está “pillada”…a afinar.

Mucha gente dice que conviene que la primera vuelta vaya por debajo de las siguientes, hay otros que hacen una especie de nudo con la cuerda en la clavija y ya está…

Lo importante es que el sobrante de cuerda a partir de que la cuerda llega a la clavija y está bien sujeta, no sirve para nada.

Como podrás suponer entonces, aunque no es esencial, yo también llevo un alicatito de cortar en mi “maleta de los trastos”.
Una herramienta como esta es carilla, pero resuelve muchos problemas. también corta las cuerdas de maravilla.

Otra herramienta que mucha gente usa es el “devanador”. Los hay manuales y eléctricos, pero básicamente hacen lo mismo: enrollan o desenrollan la cuerda a modo de “molinete”.

Este tipo es uno de los más clásicos diseños

Hay gente que va en plan “rápido” (dicen) y quitan todas las cuerdas de una vez y luego montan las nuevas. A mi, esto me parece una perdida de tiempo, más que ir rápido.

Cuando quitas todas las cuerdas, el mástil pierde toda la tensión a la que antes estaba sujeto, de golpe. Al montar una cuerda sola, esa tensión nueva no es ni por asomo la que soportará al final (con las seis cuerdas montadas y afinadas), así que si el mástil tiene montada y afinada una sola cuerda, pierdes el tiempo…cuando montes la segunda y la afines, el mástil se volverá a mover y la primera cuerda que afinaste estará ahora floja…y así por lo menos seis veces!!!

¿tienes prisa? pon las cuerdas con calma y afinarás una sola vez.

Quita una de las viejas y la sustituyes por una de las nuevas. Afina con tu afinador por el método que habitualmente uses

Repite la operación hasta terminar con las seis cuerdas. Todas montadas y afinadas? bien.

Un detallito más:

Hay gente que dice que monta las cuerdas y la guitarra se le está desafinando más de lo que sería normal durante un par de días o un par de sesiones. ¿¿Cómo evitarlo??

Hay que conseguir que la cuerda pierda el máximo de su elasticidad natural para que mantenga una afinación más estable. Se hace de esta manera: una vez la cuerda está montada y afinada según nuestro afinador, se le dan tirones en sentido perpendicular al cuerpo de la guitarra y a lo largo de toda la cuerda . Básicamente esto hará que la cuerda se estire dentro de lo tolerable y se “acerque” más a su estado ideal que curiosamente es cuando ha perdido casi toda su elasticidad.

Volvemos a afinar y repetimos estas operaciones hasta que después de uno de estos “pellizcos” la cuerda se mantenga afinada. Uno de estos pellizcos es como si hiciéramos una especie de superbending. Si después de “la madre de los bendings” la cuerda está afinada y está puesta de ahorita mismo, no veo porqué no estará dispuesta para sonar tremendamente bien y con todo su brillo, además de permanecer afinada lo que cada uno entendemos por un tiempo “normal”.

 

Observemos bien la “anatomía” del puente de nuestra guitarra. No todas las guitarras son iguales. Ni siquiera todas las fenders son iguales. Ni siquiera todas las stratos, ni todas las teles…hay unas cuantas variaciones.

 

Estas fotos no son de repuestos originales, pero “encajan” perfectamente en las fender. de hecho, algunos de estos repuestos son de mejor calidad que los originales. Algunos ejemplos de puentes diferentes:

Lo que sí podemos establecer casi como una generalidad (en la mayoría de los modelos al menos) es que las cuerdas “salen” del puente en dirección al clavijero “apoyándose” en unas piezas metálicas que se llaman “silletas” o “saddles” (sillines o asientos, en inglés).
También hay silletas de otros materiales no metálicos, como el “graph tech”, pero no viene como componentes originales en las fender, al menos.

En las stratos son seis, en las telecasters pueden ser tres (una para cada dos cuerdas) o pueden ser también seis.

Lo importante es saber cómo funcionan y para qué sirven “esos tornillos”. Es la clave de muchas cosas relativas al ajuste de las cuerdas y de la guitarra en general.

Cada silleta tiene tres tornillos:

Los dos que forman pareja sirven para ajustar la altura de la cuerda con respecto al cuerpo de la guitarra. Si apretamos estos tornillos, la cuerda quedará más alta (más separada del cuerpo). Por contra si aflojamos estos tornillos la cuerda quedará más próxima al cuerpo del instrumento.

Se ajustan con una llave allen (llave de sección exagonal) de la que te habrá provisto tu vendedor. Si la has extraviado, se pueden conseguir en ferreterías, etc, pero a veces es difícil encontrarlas en pulgadas como son las de la mayoría de las fender, al menos las U.S.A. (…cosa de los gringos, que usan otro sistema de medidas)

Estos dos tornillos deben moverse conjuntamente y servir de “apoyos paralelos” para cada una de las silletas. Si la silleta no está bien apoyada en los dos tornillos a modo de “patas”, pueden pasar dos cosas. Lo he visto muchas veces:

1.- La silleta “cojea”: O sea que estaremos perdiendo michísimo sustain porque la cuerda no está bien apoyada y vibrará menos. La silleta además, se moverá, y perderemos contínuamente la afinación. Así no se puede tocar.

2.- La silleta queda inclinada, con lo que el “ataque” a cada cuerda lo haremos siempre de modo irregular e inclinado. Muchas roturas de cuerdas tienen que ver con esto.

¿Para qué sirve subir o bajar la altura de las cuerdas?

Pues básicamente esta operación permite corregir “trasteos” y vibraciones irregulares de las cuerdas, así como conseguir una acción con las cuedas más pegadas o menos pegadas al mástil y por ello, más adecuada para tocar unos u otros estilos.
No hemos hablado de la curvatura del mástil (que bastante tiene que ver con esto también), pero no es el tema central que nos ocupa.

Sigamos con el otro tornillo que es el que ahora nos interesa más…

Este tornillo solitario lleva un resorte y generalmente se ajusta con un destornillador de estrella. Si lo apretamos observaremos que la silleta se mueve longitudinalmente hacia el puente. Compruébalo!
ya estamos descubriendo cosas, no?

Si aflojamos ese tornillo pasará lo contrario: la silleta de aleja del puente en dirección al clavijero, no es así?

Conclusión importante y asunto clave:

Al mover la silleta variamos en unos milímetros el “largo útil” de la cuerda. Alargamos o acortamos el largo de cuerda libre.
(El “largo útil” es toda la cuerda que “queda al aire”. La cuerda que vibra, o la cuerda que suena, como se prefiera)

Y se entiende que con este tornillo podemos controlar esa distancia de modo bastante preciso.

apretando el tornillo, alargamos la longitud de la cuerda y por tanto la escala.
aflojando el tornillo, reducimos la longitud de la cuerda y por tanto la escala.

Entonces volvamos a lo que proponíamos en un principio como condición para decir que nuestra guitarra está quintada:

Cada cuerda pulsada al aire, da la misma nota que el armónico de la misma cuerda producido en el traste nº12

Nuestro afinador nos será de gran utilidad. Iremos comprobando cuerda por cuerda que esta condición se da. Si no es así ya sabemos lo que tenemos que hacer y sobre qué tornillo debemos actuar si se trata de “alargar” o “acortar” el largo de cuerda, para que la aguja o el led de nuestro afinador indique la misma nota cuando pulsemos la cuerda al aire o cuando hagamos un armónico en el traste nº 12.

El procedimiento es el mismo para la guitarra que para un bajo.
Ah! se me olvidaba:
¿Alguien tiene una telecaster con puente de TRES silletas?

Obviamente en estos puentes la cuestión es un poco más comprometida, ya que cada silleta pretende ajustar dos cuerdas.
A veces con estos puentes es cuestión de “acercarse” lo más posible a un quintado correcto, pero generalmente conviene comprobar bien la primera, la cuarta y la sexta cuerda. No obstante, existen juegos de tres silletas “compensadas” que facilitan el quintado y consiguen un ajuste prácticamente perfecto. Las mejores que he visto de este tipo son las wilkinson y una marca que he conocido hace muy poco, las vintique. Ahí van fotos de ambos:

primero el wilkinson…precioso!!

y ahora el vintique, que tiene la lengueta inferior recortada al más puro estilo Danny Gatton. Qué pieza más bonita!!!

también pueden conseguirse “sueltas” las tres silletas “compensadas”

Es probable que se me quede algo en el tintero, pero básicamente en esto consiste lo que todos vulgarmente llamamos “quintar la guitarra”.
“Templar” la guitarra dicen otros.

Descargar PDF

Quintaje de una guitarra eléctrica

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar