Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

El arte de la grabación (2)-Disposición de los micrófonos para grabar guitarras

 

Grabación de Guitarra eléctrica

El instrumento
Es claramente uno de los instrumentos más multifacéticos que existe, especialmente porque el timbre depende tanto de la madera y micrófonos de la guitarra, como de los procesadores que use el guitarrista, el amplificador y la caja de parlantes. Las fundamentales en una guitarra estándar de 22 trastes, se extienden entre el E2 y el D6 (82 Hz a 1.7 kHz) con armónicos que empujan este rango mucho más arriba. No todas las guitarras suenan igual. Si alguna vez has hablado de esto con un apasionado de las seis cuerdas, ya lo sabrás. Por supuesto, se han escrito libros enteros sobre esta cuestión, pero en esta ocasión vamos a hacer un análisis resumido sobre guitarras.

Fender Telecaster
La primer Fender fue el modelo Telecaster y data del año 50, por su timbre brillante y rico en armónicos sumado al carácter percusivo de su sonido, se convirtió en la guitarra rítmica por excelencia. Existen varios modelos de Telecaster con diferentes combinaciones de micrófonos:
- Standard: Dos pastillas simple bobina. Control de volumen general y control de tono individual.
- Custom: Un simple en el puente y un doble en el mango. Control de volumen y tono individual.
- Deluxe: Dos doble y mango de Stratocaster. Control de volumen y tono individual.
- Thinline: Dos simples pero con cuerpo semi hueco. Dos pastillas simple bobina. Control de volumen general y control de tono individual.
Se utilizó en el rock de los 60, en el punk y la new wave; pero sobre todo en música country.
Músicos que han utilizado Telecaster: Keith Richards, Albert Collins, Jimmy Page, George Harrison, Andy Summers, Pete Townshend, Bruce Springsteen, Joe Strummer de The Clash, The Edge de U2. La Fender Telecaster se ha convertido en un icono del country actual, pero también sirve para producir sonidos “ariscos, metálicos, sucios y oscuros” como los de la Velvet Underground.

Fender Stratocaster
Fue lanzada al mercado en el año 54, tiene 3 pastillas simples, que pueden ser seleccionadas mediante una llave de 5 posiciones. Tres posiciones para los 3 mics y dos para combinar el del mango con el del medio, y el del medio con el del puente. Tiene control de volumen global y dos controles de tono. Las combinaciones producen un sonido más ahuecado en los medios y cancelación de ruido. La Stratocaster es la guitarra líder por excelencia y se ha utilizado en blues, rock, funk y heavy metal. Jimi Hendrix, Richie Blackmore, Jeff Beck, Steve Ray Vougan y Ron Wood entre otros han utilizado Fender Stratocaster.

Gibson Les Paul
Inventada en el año 51. El pesado cuerpo de la Les Paul está formado por una base de dos piezas de caoba, que le dan un timbre cálido y denso y una tapa de arce tallada, que aporta mayor definición al sonido. El sonido de la Gibson Les Paul es lleno y con predominio de las frecuencias medio-graves. Esto, junto al sustain producto del mango encolado al cuerpo y a que su mástil es más corto que el de otras guitarras, la ha hecho muy popular entre los guitarristas del rock clásico y es una de las guitarras más vendidas desde la invención de la guitarra eléctrica. Los acordes suenan bien empastados y las líneas melódicas presentan un carácter oscuro y denso. Existen diferentes modelos de Les Paul:
-Standard: Pastillas doble bobina, mango de caoba o maple con tapa de palo rosa.
-Custom: Pastillas doble bobina mango de caoba o maple con tapa de ébano.
-Deluxe: Pastillas doble bobina (mini humbucker) mango de caoba o maple con tapa de palo rosa.
-Gold Top: Pastillas P90 (single coil) mango de caoba o maple con tapa de palo rosa.
Entre los usuarios que popularizaron el modelo se encuentran: Jimmy Page de Led Zeppelin, Bob Marley, George Harrison, John Lennon y Paul McCartney, Robert Fripp de King Crimson, John Fogerty de Creedence Clearwater, Carlos Santana, Ace Frehley ex-guitarrista líder de KISS.

Gibson 335, Epiphone y Gretsch
Para hacer brit pop/rock borroso y pretencioso tipo Oasis debes utilizar una semi-acústica como la Gibson 335, o bien diversos modelos de Epiphone y Gretsch. Estas últimas también son las preferidas por los antiguos intérpretes de country. Una de las ventajas más significativas de la Gibson 335 era la reducción de los acoples de las electro-acústicas cuando se tocaban a un volumen alto. Es quizás la guitarra más versátil del mercado ya que combina lo mejor de las guitarras de Jazz de caja hueca y las guitarras de rock de cuerpo macizo.

Gibson SG
Otro modelo clásico de Gibson es la SG con un sonido bien rockero. La SG es un tanto más brillante que Les Paul. Santana utilizó en una época SG y Angus Young de AC-DC entre otros.

Las Cuerdas
Si vas a grabar una guitarra en serio usa siempre cuerdas nuevas. Las cuerdas pierden el brillo y la viveza muy rápidamente. De esta forma, las guitarras eléctricas y acústicas siempre sonarán mejor, no como los bajos, que producen un sonido más cálido y grueso con cuerdas más viejas. El tipo y el grosor de las cuerdas depende del gusto de cada guitarrista, pero las más finas suenan más brillantes, aunque más adelante puedes compensar este efecto.

Afinación
Las cuerdas de la guitarra se afinan de la siguiente manera: la primera en MI, la segunda en SI, la tercera en SOL, la cuarta en RE, la quinta en LA y la sexta en MI.

Las pastillas
Las hay de varios tipos, por ejemplo, de bobinado sencillo o doble (humbucking). El conmutador insertado en el cuerpo de la guitarra sirve para alternar entre una y otra o para combinar dos a la vez (en fase o en contrafase), y esto repercute en el tono. La pastilla del puente es incisiva y brillante, mientras que la del mástil suena más llena y cálida. Suele haber controles de tono para alguna o todas la pastillas que permiten atenuar los agudos (apagando el sonido). Siempre conviene tenerlos a tope, y ajustar la EQ en el amplificador. Lo ideal es grabar con los controles a tope, los dos de tono y el volumen, para evitar saltos de nivel entre tomas.

El amplificador
Existen dos tipos de amplificadores, combo y stack. Estos además pueden ser a válvulas o a transistores (de estado sólido).
Los combos tienen el amplificador y el gabinete integrados en un solo mueble. Por lo general el gabinete es abierto en la parte trasera. Pueden tener 1, 2 o 4 parlantes de 10” o 12”.
Los stacks tienen el amplificador separado del gabinete. Se le llama cabezal al amplificador y el gabinete suele ser cerrado y con 4 parlantes.
Para citar algunos, Vox AC30, Marshall, Mesa Boogie, Fender Deluxe Reverb y el twin reverb han sido sin duda los amps preferidos de guitarristas de rock, blues y pop de las 4 últimas décadas.

Microfoneo del amplificador

Podemos utilizar micrófonos dinámicos como el Shure SM57 que es el más popular, agrega un carácter lleno de cuerpo al sonido sin tomar sonidos extraños del amplificador, tiene un pico de presencia en frecuencias y produce una zona barrosa entre los 300 y los 500hz. Otro es el Sennheiser 421 que es muy utilizado por su respuesta plana en frecuencias altas, no tiene problemas en el rango medio, y tiene más realce después de 1 kHz. A pesar de ser muy popular, se suele usar más en combinación con otros mics que solo. Otro dinámico popular para guitarras eléctricas es el Electrovoice RE20. En cuanto a los de Condensador de diafragma grande lo que los productores buscan más frecuentemente de estos micrófonos es su respuesta en frecuencias más extendida, especialmente en graves, y sonido ligeramente más suave, más difuso y tienden a realzar de 5 a 15 kHz. Los condensador más utilizados son Neumann U67 y U87 por su cuerpo calidez y detalle, o AKG 414 para dar un carácter más agresivo. Los condensador diafragma chico tienden a tener respuestas más planas, y mejor comportamiento fuera de eje, dando un sonido a veces descripto como “más enfocado”. Los más utilizados son Shure SM81, Neumann KM84 y el Sennheiser MKH40 (generalmente se usan atenuados a -10 dB).
La guitarra eléctrica se puede grabar por línea mediante una caja directa y/o microfoneando el amplificador. Existen varias opciones de microfoneo, veamos algunas.

Mic1: Para una buena toma, con buena separación, el mic puede ser ubicado a una distancia de 5 a 30 cm. Un amplificador “limpio” puede ser microfoneado hasta a 1.20 de distancia. Cuando se microfonea a menos de 15 cm entre el mic y el amplificador es una situación aún más crítica. Para un sonido más brillante, el mic debe apuntar directamente al centro del cono del parlante. Esto da un sonido más dulce.
Mic2: Pegado a la rejilla apuntando al cono para obtener un sonido brillante y con graves a la vez gracias al efecto de proximidad.
Mic3: Ubicándolo fuera del centro del parlante, da un sonido más melodioso al mismo tiempo que reduce el ruido del amplificador. Además angulándolo de manera que quede más fuera de eje, da un sonido más oscuro.
Mic4: Un segundo micrófono de rango extendido condenser, puede ser usado en el mismo o en un parlante diferente mezclado con el dinámico para aumentar las bajas frecuencias. Para un sonido más gordo durante un doblaje, trate de microfonear el parlante de cerca con un mic a unos 18-24 cm con otro, mezclándolos juntos. (Mics 3 y 4) puede intentar usar un dinámico para el cercano y un condenser de rango extendido, diafragma grande para el otro. Cuando microfonée a una distancia mayor a 15 cm evite las reflexiones tempranas del piso poniendo el amplificador sobre una silla, o poniendo una pequeña alfombra debajo de él.

Mic5: Otro método es usar el amplificador con la parte de atrás abierta microfoneando ambas partes, delantera y trasera. Para este propósito, un Shure beta 52, AKG D112 o Sennheiser MD421 harían un buen papel. Asegúrese de chequear la compatibilidad de fase en mono, porque probablemente tenga que invertir la polaridad del mic trasero. Los niveles del amplificador deben estar a un volumen normal.

Otras combinaciones:
Para un sonido claro y limpio, considere usar una caja directa. Use un cable poco capacitivo, corto, debido a que la guitarra tiene una impedancia de salida bastante alta. Como en los esquemas de dos mics de la figura, la caja directa puede ser mezclada con un mic al amplificador (figura: mics 1, 2, o 3 y la caja directa).

Si se está microfoneando un gabinete con parlantes múltiples, dos parlantes pueden ser microfoneados con un mic apuntado al centro de uno de los parlantes, y otro al borde de otro parlante. (Figura mics 1 y 3).

En un gabinete de cuatro parlantes, los de más arriba, generalmente tienen más agudos que los de abajo. Escuche para determinar cuáles microfonear. Generalmente hay variaciones en el mismo gabinete.

En la foto podemos ver un sm57 en eje apuntando al cono y dos sm57 fuera de eje, uno a 20º y otro a 45º. Esta técnica es interesante ya que al mezclarlos podemos lograr diferentes matices según el nivel que se le dé a cada micrófono.

Otra opción es respetar la regla 3 a 1 y ubicar un mic pegado a la rejilla apuntando al cono, un segundo a unos 20 cm (a esta distancia se encuentra a un cuarto de ciclo frecuencias cercanas a 500 Hz, las cuales son interesantes para darle peso al sonido) y un tercero a 90 cm con lo que obtendríamos un sonido ambiental.
La técnica de Ecualización por fase consiste en ubicar tres micrófonos (dos cercanos y otro lejano) posicionados en triángulo. Al mezclarlos, según el nivel que se le dé a cada uno se generaran ecualizaciones por fase que pueden resultar interesantes. Intente también utilizando delays sobre las señales grabadas. Algunos productores utilizan múltiples amplificadores durante la grabación para lograr alguna textura especial o para alternarlos durante las diferentes partes de la canción. Para ello es necesaria una caja split de alta impedancia, un transformador hi Z con múltiples salidas.

La técnica reamp consiste en amplificar una señal de línea de guitarra previamente grabada. Es útil cuando por cuestiones de recursos a acústicos o de audio, el instrumento fue grabado por línea. Esto permite volcar todos los recursos técnicos y el tiempo a la captura de la guitarra en un momento donde esto se puede hacer con mayor tranquilidad. Para ello es necesario contar con una caja reamp, un transformador de baja a alta impedancia.

Grabación de Guitarra acústica

El instrumento
El sonido de la guitarra acústica está siempre muy determinado por la propia guitarra. Más que nunca, la calidad del sonido que obtengas estará en función de la calidad que posea la guitarra que estés grabando. El carácter de una acústica es mucho más suave y menos enérgico que el de una eléctrica amplificada, y eso presenta varios problemas cuando pretendes combinar su sonido en una mezcla muy concurrida. Está limitado en medios y agudos, y las notas más graves pueden acabar por afectar a otros instrumentos, al tiempo que empantanan la mezcla. Es más sencillo trabajar con una acústica en una pista con mucho espacio libre y, claro está, lo mejor es que no haya más instrumentos para dar lo mejor de sí. Es el caso más conocido, sobre todo por la moda folk de finales de los 60′s y principios de los años 70. Los sonidos de guitarra acústica parecen seguir modas. En los años 70 se llevaba el sonido grueso y cálido de los modelos jumbo de Gibson y Martin, sobre todo en EEUU con gente como Neil Young y James Taylor. Más tarde, Inglaterra estandarizó guitarras de cuerpo más pequeño (Gibson) y un sonido bastante más duro en manos de John Lennon y otros. En los 80 era más difícil encontrarse con una acústica, pero su manejo siempre se garantizaba un sonido fino y metálico, procedente de las cuerdas y con muy poco cuerpo, como los modelos de Ovation. Completado el ciclo, vuelve a estar de actualidad el grueso sonido jumbo.

Básicamente disponemos de cuatro modelos de guitarra acústica: Las de seis cuerdas, las de doce, las clásicas y las resonadoras.

Guitarra acústica de seis cuerdas
La guitarra acústica más empleada en la música moderna es la de cuerdas de acero: la más brillante, potente y dura de todas. Las versiones actuales están inspiradas en las guitarras de los bluesmen del sur de los EE.UU. y en las guitarras clásicas con cuerdas de tripa de principios del siglo XX. Gibson y Martin fueron dos de los primeros fabricantes de guitarras con cuerdas metálicas, y hoy siguen siendo dos de las marcas más conocidas y respetadas. Estas guitarras abanderaron el boom folk de los años 60 junto a otras firmas como Guild, a las que sucedieron diseños más modernos con cuerpo de fibra de vidrio, como las Ovation.

Guitarra acústica de doce cuerdas
Las guitarras de seis cuerdas suelen ser las preferidas, pero las de 12 cuerdas también tuvieron su momento. Introducidas en EE.UU. desde Méjico, las primeras datan de los años 20 y las más famosas procedían de Stella, un gran fabricante de guitarras de blues de aquella época. En los 70 resucitaron con el sonido de chorus, siendo Guild quien fabricó el modelo más famoso. Estas guitarras son bastante difíciles de fabricar (por las distintas tensiones de las cuerdas), de afinar y de conservar afinadas, pero el esfuerzo merece la pena.

Guitarra clásica
La guitarra clásica se caracteriza por un tono más suave. Las principales responsables de esto son las cuerdas, que al principio estaban hechas de tripa (las agudas) y de seda envuelta en acero (las graves). La afinación y la consistencia de esas cuerdas siempre fue problemática, así que tras la Segunda Guerra Mundial fueron sustituidas por cuerdas de nylon y así han seguido hasta ahora.
Debido a la suavidad de su tono, estas guitarras son ideales para grabar trabajos en solitario o con poca instrumentación. Aportan un sonido muy estilizado a la música popular, y, aparte de obras clásicas o flamencas, han caracterizado temas de Leonard Cohen y otros cantautores, así como algunos guiños “hispánicos” del pop y la música comercial.

Guitarra resonadora
No hay nada más elegante y estilizado que una guitarra resonadora. Inventadas por National y Dobro en los años 20, llevaban un puente metálico que transmitía las vibraciones de las cuerdas a un resonador de aluminio integrado en el cuerpo de la guitarra, el cual podía ser metálico o de madera. Ese diseño pretendía que las guitarras sonaran más fuerte, y su tono zumbón (casi de transistores) tuvo gran éxito. Ese sonido fue adoptado por guitarristas de country, música hawaiana y los mejores bluesmen y mucha gente las ha utilizado para tocar la técnica de slide. La verdad es que este tipo de guitarras añade mucha originalidad a las pistas.

Ubicación del instrumento
La acústica del recinto juega un papel muy importante al grabar guitarras acústicas. Algunas personas prefieren recintos muy secos, para lograr el sonido que quieren, mientras otras prefieren cuartos pequeños con mucha reverberación. El sonido más natural generalmente se obtiene en un recinto controlado acústicamente con puntos absorbentes y otros brillantes. Con algo de reverberación y absorbencia. Moviendo al guitarrista en un cuarto de este tipo, puede generar diferencias dramáticas en el sonido grabado.

Microfoneo de guitarra acústica
Hay varias técnicas para microfonear las guitarras acústicas, cada una de ellas produce su propio sonido, así como también hay varios tipos de guitarras que también tienen su propio carácter y aplicación. Las mayores diferencias residen en su construcción:
- Diseño de tapa plana o arqueada
- Cuerdas de nylon o acero
- Tocada con púa, púa y dedos o solo dedos
- Tocada en forma de acordes o punteo
- Instrumento de acompañamiento o líder, o ambos.

Las guitarras pueden ser instrumentos sutiles, requieren mucho cuidado en el microfoneo, la elección del micrófono y la técnica para adquirir buenos resultados. La forma del cuerpo del instrumento, el tipo de cuerdas, el estilo del guitarrista, todo afecta al tono e influencia tanto la ubicación como la técnica de microfoneo.
Las ubicaciones de los mics varían de instrumento a instrumento, requiriendo experimentación para obtener el sonido deseado. Un cambio en la posición del micrófono, a veces, por muy poco que sea, cambia el tono, el ataque, el brillo, graves realzados, balance, y la toma del sonido de la púa o los dedos. La guitarra irradia el sonido por todo su cuerpo, por lo tanto más cerca esté el micrófono, más acentuará la parte de la guitarra que está siendo tomada. Antes de ubicar el mic escuche a la guitarra, moviendo su oído hacia distintos lugares y a distintas distancias, hasta que encuentre el lugar donde se escucha el sonido deseado. Trate de ubicar un mic de diafragma grande o chico, condenser, como punto inicial, después de esto, hay algunos consejos básicos:

Mic1: Trate de apuntar el mic hacia el final del diapasón a la altura del traste 12 a una distancia de 15 a 60 cm, típicamente esto produce el sonido más balanceado con buenos armónicos de una guitarra de tapa plana y es una de las primeras posiciones del mic para probar. El balance tonal puede ser ajustado moviendo o apuntando el mic hacia la boca, si se desean más graves, y alejándolo de la boca para lo contrario. Si el sonido de deslizar los dedos sobre las cuerdas es un problema, trate de angular el mic más hacia la boca.

Mic2: Microfoneando por encima del puente a unos 20 a 45 cm toma muchos armónicos pero puede acentuar el sonido de la púa. Este es un buen lugar para comenzar a microfonear una guitarra de cuerdas de nylon tocada con los dedos. Ubicando el micrófono por sobre el puente mientras que se apunta hacia la boca, acentuará sutilmente los graves.
Mic3: Una técnica de microfoneo que no es tan común pero que es efectiva y balanceada con un mínimo de bajos molestos, y poco sonido de dedos y de púa, es utilizar un mic de diafragma grande, horizontal con el piso, con el diafragma apuntado hacia arriba. El ejecutante se siente y posiciona el mic debajo de la parte más ancha de la guitarra de modo que el diafragma apenas mira hacia la tapa, apuntando directamente a través de la tapa detrás del puente. La guitarra no debe tocar el mic y el ejecutante debe evitar moverla demasiado. Muy buenos resultados se obtienen cuando el guitarrista entiende esta técnica y puede trabajar de este modo.

Mic4: La boca de la guitarra sirve como un resonador de bajos a frecuencias entre 80 y 100 Hz. Un micrófono puesto demasiado cerca de la boca tiende a sonar muy gordo y poco natural. Esta es una manera popular de microfonear en vivo, o donde los niveles acústicos son muy altos porque la guitarra tiene más volumen en este lugar. Para alcanzar un sonido más natural en estas condiciones, la salida del mic puede tener un corte de frecuencias -5 /-10 dB a 100 Hz. Más cerca está el mic de la boca, más sonido grave y golpeador tendremos. Además a medida que el mic se acerca, se pierde definición porque los armónicos más altos decrecen. Esta posición también toma mucho del sonido de la púa. Un mic cardioide posicionado por encima de la boca, mientras es apuntado al final del diapasón, aún toma graves profundos, al mismo tiempo que mueve el sonido agudo de la púa fuera de eje.

Mic5: Microfoneando detrás del puente reduce el bombeo de los graves, acentúa los medios, y produce un sonido limpio, maderoso, con muchos subarmónicos. Usando vuestros oídos, se puede encontrar el punto “dulce” en ese sitio. Es usual no exactamente detrás del centro del puente sino un poco desplazado hacia el lado agudo, unos pocos centímetros sobre el instrumento.



Mic6: A veces dos o más mics son mezclados juntos para capturar una muy buena toma. Algunos ingenieros microfonean tanto la parte de atrás de la guitarra como la delantera, mientras que el mic trasero tiene que ser puesto a contrafase con el frontal para tomar más bajos. Otros eligen un mic cercano para presencia y otro más distante para ambiente. Si más de un mic es usado hay que chequear por problemas de fase, subiendo uno de los canales, luego subiendo de a poco el otro, y escuchar en mono para ver si hay pérdida de volumen o suavizado del sonido (cancelaciones de fase).
Las guitarras en un solo o las guitarras líderes, generalmente se graban en estéreo, usando un par coincidente, por ejemplo un par XY como muestra la foto. Sin embargo un par espaciado puede ser usado con un mic por encima del final del diapasón y el otro cerca del puente.
Se suele usar mucho micrófonos incluidos en las guitarras acústicas que las transforman en una suerte de guitarras eléctricas. Estos mics generalmente no producen el mismo sonido que si la microfoneamos pero puede dar un buen sonido tipo Chet Atkins o Les Paul, que puede ser muy bueno. Si el sonido del micrófono propio de la guitarra es el deseado, el instrumento puede ser tratado como si fuera eléctrico, usando las mismas técnicas. Mas usualmente, sin embargo se puede mezclar el sonido “por línea” del mic de la guitarra con un mic externo, y así mezclar el sonido acústico.

Microfoneo de Guitarra clásica:

El pequeño cuerpo de una guitarra clásica normalmente está encordado con nylon o tripa, y es tocada con la punta de los dedos, otorgando un sonido muy dulce, melodioso que tiene poco de los armónicos más altos producidos por las cuerdas de acero en una acústica.
Ubicando el micrófono por encima del punto cercano al centro del puente, a una distancia de 20 a 45 cm, se puede tomar más de los armónicos altos del instrumento. En este punto, los armónicos están más fuertes y se refuerzan por la tapa de la guitarra. Cuando se microfonea un instrumento clásico, solista, sin otros instrumentistas tocando es mejor poner los micrófonos más lejos, a unos 100, 150 cm de distancia apuntando hacia el centro del instrumento, preferentemente con un micrófono de condensador y de diafragma grande. Es importante la acústica del recinto ya que a esta distancia el micrófono tomará las reflexiones de la sala, captando un sonido ambiental y más natural. Para crear un ambiente más de concierto, utilice un par asociado a distancias aún más grandes. Se puede obtener lo mejor de dos mundos usando micrófonos múltiples para combinar las técnicas anteriormente mencionadas de microfoneo cercano con ésta técnica de microfoneo a la distancia.



Guitarras de tapa arqueada:
La guitarra de tapa arqueada, más usada en jazz y swing, tiene agujeros en forma de F, que trabajan muy parecido a la boca de una guitarra común.
Estas guitarras tienen un sonido más “chasqueante” lleno de medios y armónicos agudos. Estos armónicos dan mucho punch cuando se usan como guitarras rítmicas. Las guitarras de tapa arqueada además dan mucha proyección, y es por eso que se pueden escuchar entre la sección de vientos, batería y otros instrumentos en una big band, para lo cual fueron creadas.
Ubicando un mic a 10 o 15 cm por encima de la parte aguda de la F, da buenos resultados. Para guitarra rítmica, trate de alejar el mic 35 o más cm.


0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar