Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

El Sonido Británico. Los amplificadores de guitarra de los "60" Marshall,Vox,Hiwatt

MARSHALL


Jim Marshall era un reputado batería que empezó a ganar sus primeras libras actuando con su banda y dando clases de batería. Por sus manos pasaron personajes que más tarde llegarían a ser famosos como Mitch Mitchell o Nicky Underwood. En 1960 empezó a fabricar sus primeras pantallas para bajo y PA en el garaje de su casa. Bajistas amigos suyos se quejaban constantemente de que las guitarras estaban siempre por encima y que no había forma de oír el bajo. Las primeras pantallas para bajo que fabricó llevaban un altavoz de 18″ y estaban totalmente selladas acústicamente. Posteriormente amplió la línea de fabricación ‘casera’ a pantallas con 12″ y 15″. Los altavoces utilizados eran Goodmans.
En 1960 abrió una pequeña tienda de instrumentos musicales (J & T Musical Instruments) en Londres donde empezó vendiendo baterías y las pantallas que él mismo fabricaba. Por su tienda empezaron a desfilar todo tipo de músicos, entre ellos Pete Townshend, que le animaban a que tuviera también guitarras y amplis. Por aquellos entonces los instrumentos más solicitados venían de USA (guitarras Fender Stratocaster y Gibson 335 y amplificadores Fender Tremolux).
En 1962 Jim ofreció a Ken Bran un puesto de trabajo en su tienda como técnico. Ken solía visitar la tienda con su grupo Peppy and The New York Twisters antes de que Jim le ofreciera el trabajo. Fue precisamente de Ken de donde surgió la idea de que podrían fabricar sus propios amplificadores en lugar de comprar los caros Fenders americanos. Además Jim había tenido infinidad de charlas con diferentes músicos que le mostraban su inquietud por la búsqueda de nuevos sonidos. Se quejaban del sonido excesivamente limpio de los amplis americanos. Jim tenía bastante claro el tipo de sonido que tenía que tener su primer prototipo. El diseño de este prototipo lo basaron en el Fender Bassman ’59 y se montó en un chasis de aluminio. Hicieron las primeras pruebas con una pantalla con dos altavoces de 12 pulgadas. Al ver que no sonaba como ellos querían decidieron construir una pantalla con cuatro altavoces Celestion de 15 vatios/12 pulgadas, lo más pequeña posible y completamente sellada. Y dieron en el clavo. Había nacido un clásico: el cabezal de 50W con la famosa pantalla de 4×12 (la idea de separar el cabezal de los altavoces también la ‘tomaron prestada’ de amplis Fender como los Bassman, Bandmaster o Showman).
A partir de este prototipo empezaron a llegar los primeros pedidos y en 1963 se vieron obligados a ampliar el negocio para la fabricación de un ampli a la semana. En 1964 volvieron a ampliar y fue cuando se creó la primera factoría Marshall que fabricaba unos veinte o treinta amplis a la semana.


JTM 45

Los primeros amplificadores que Jim y Ken hicieron llevaban tres válvulas de previo 12AX7 (como el Fender Bassman ’59) y un par de válvulas de potencia 5881. Las válvulas 5881 eran una versión militar de la clásica 6L6. Cuando había problemas para localizar la 5881, se utilizaba la 6L6. Estos primeros amplis también utilizaban una válvula rectificadora: la GZ34 (conocida como 5AR4 en USA).
Los controles eran idénticos en función y distribución a los del Fender Bassman ’59: cuatro entradas, dos controles de volumen independientes, tres controles de ecualización (agudos, medios y graves) y un control de presencia (control de tono general instalado en la etapa de potencia). El panel frontal también tenía un interruptor de encendido, otro de ‘stand-by’ y una luz piloto. El panel trasero era de aluminio blanco y sólo tenía una salida de altavoz y la entrada para el cable de alimentación. No disponía de fusibles, ni selector de tensión de red (para cambiar la tensión de entrada había que cambiar un cable en el transformador interno, al igual que en los primeros Selmer), ni selector de impedancias (la impedancia de salida de estos primeros amplificadores era siempre de 16 ohmios para adaptarse a la impedancia de las pantallas de 4×12). Los altavoces Celestion daban a los Marshall de aquella época un tono y una respuesta únicos que los distinguía de los populares (y más caros) amplificadores Fender.
El sonido de estos primeros Marshalls era mucho más suave que el que más tarde llegarían a tener (recordad que originalmente fueron diseñados para bajistas). Estos amplis fueron llamados JTM 45 y tenían el chasis de aluminio hecho a mano. Las siglas JTM eran las iniciales de Jim y Terry Marshall (Terry era el hijo de Jim).
Los primeros 100 JTM 45 se hicieron con una placa metálica esmaltada con el nombre de ‘Marshall’ en letras mayúsculas rojas. Estos amplificadores son muy caros y difíciles de encontrar hoy en día.


Plexiglas
Hacia el año 64 los JTM 45 cambiaron la placa metálica por una de plexiglas blanco manteniendo el nombre en mayúsculas en color rojo. Los paneles frontales de aluminio también se cambiaron por unos de plexiglas dorado más atractivos. Se empezaron a utilizar las asas de plástico negras (en lugar de las de piel) y los ribetes dorados que hacían juego con el frontal de plexiglas. Los chasis pasaron a ser de acero más robusto que hizo que los amplificadores aguantasen mejor los viajes por carretera.
En el año 65 Marshall cambió de nuevo la placa del nombre por una de plexiglas dorado (como la que estaban utilizando para los frontales) con las letras en color negro. También empezó a utilizar los clásicos botones marrones de tapa dorada.
Estos antiguos amplificadores empezaron a utilizar las válvulas europeas en la etapa de potencia (la KT66 entre el 64 y el 65, y la EL34 a partir del año 65), que se encontraban con más facilidad y resultaban más económicas. La válvula rectificadora se eliminó y en su lugar se montaron diodos rectificadores. Los transformadores de alimentación y de salida se diseñaron en base a la válvula KT66 y de esta forma el sonido de los Marshalls se alejó definitivamente del sonido de los amplificadores Fender que utilizaron como modelo. Este cambio de las válvulas 6L6 a las KT66/EL34 transformó la tonalidad del amplificador hacia el sonido característico de los Marshall que todos conocemos (con más garra y distorsión).


Marshall 50
El siguiente gran cambio en los JTM 45 fue también estético y se empezó a utilizar el logo clásico de Marshall en plástico blanco con el ribete dorado. Ahora los amplificadores venían con un selector de impedancias porque los guitarristas estaban empezando a utilizar dos pantallas conectadas a un mismo cabezal. También disponían de un selector de tensión porque los Marshall estaban empezando a ser bien considerados en el resto del mundo. Todo el mundo quería tener ese sonido que las bandas inglesas estaban consiguiendo


Marshall 100
Jim Marshall fabricó numerosas variaciones de este primer diseño de amplificador. Hizo combos de 2×12″ y de 4×10″ entre 1965 y 1972 que también incorporaban un trémolo de serie. Estos combos los hizo famosos Eric Clapton cuando tocaba con los Bluesbreakers (posteriormente estos combos serían conocidos como ‘bluesbreakers’ por la relación que tuvieron con la banda inglesa). También hizo modelos para bajo con una ecualización diferente y modelos especiales para PA (equipos de voces) con una válvula 12AX7 extra para añadir dos canales más.
Pero el cambio más importante fue cuando añadió dos válvulas de potencia (cuatro en total) y unos transformadores más potentes para crear el Marshall 100 (a petición del guitarrista de los Who Pete Townshend). El amplificador de 100 vatios apareció en forma de prototipo a mediados de la década de los sesenta, con los primeros manteniendo el panel frontal del JTM 45 y el chasis de aluminio. El panel trasero llevaba serigrafiado el nombre ‘Super Amplifier’ en tinta dorada. Estos primeros prototipos de 100 vatios eran más grandes de modo que requerían muebles de madera más grandes.
Unos años más tarde, Marshall normalizó el tamaño de sus muebles de madera y el amplificador de 50 vatios se montaba en un mueble de igual tamaño al de 100. Los muebles de los amplificadores de 100 vatios estaban ventilados por la parte superior para evitar el recalentamiento producido por el uso de cuatro válvulas en la etapa de potencia. Marshall dejó de utilizar los muebles pequeños a partir de 1970. Por este motivo, aquellos amplificadores de 50 vatios montados en muebles pequeños de los años sesenta son ahora piezas de coleccionista.


Master Volume
Los modelos ‘Master Volume’ aparecieron en 1975, a raíz de la necesidad de que los músicos obtuviesen distorsión a niveles más bajos para grabar y tocar en salas pequeñas. Estos amplificadores tenían sólo dos entradas (‘High’ y ‘Low’), y un control de previo (para controlar la ganancia) y otro de Master (para limitar la señal hacia la etapa de potencia). Este tipo de circuito permitía crear un sonido ‘overdrive’ que gustaba a muchos guitarristas. Sin embargo no era el mismo tipo de distorsión a la que estaban acostumbrados con los amplificadores Marshall anteriores. Ese tipo de distorsión procedía de hacer trabajar las válvulas de potencia al límite de sus posibilidades.


Marshall Major
A mediados de los años sesenta Marshall se dio cuenta de que existía un pequeño mercado interesado en amplificadores de potencias más elevadas. Aprovechando el éxito de los cabezales de 100W, Marshall diseñó a principios del año 1967 una nueva gama de amplificadores de 200W. Se fabricaron tres modelos: uno para guitarra, otro para bajo y el otro para PA (equipo de voces). El aspecto externo del amplificador era el mismo que el que habían utilizado para el cabezal de 100W, pero el tamaño era bastante mayor. La etapa de potencia tenía cuatro KT88 capaces de entregar los 200W y el diseño del previo no tenía nada que ver con sus predecesores (JTM 45, 50W y 100W). Incluso las primeras unidades se hicieron con controles de tono activo en lugar de los habituales controles pasivos (conocidos como Marshall 200). Más tarde, a finales del 68, se volvió a recuperar el circuito de control de tono estándar y el cabezal pasó a llamarse Marshall Major hasta que dejó de fabricarse en el año 1974. Uno de los usuarios de estos amplificadores era Ritchie Blackmore (Deep Purple) que pidió a Marshall algunas modificaciones para adaptar el amplificador a sus necesidades de sonido.


Park y otros
Marshall vendió los derechos de marketing y distribución a Rose-Morris a mediados de los años 60. Rose-Morris era unos de los grandes distribuidores en Inglaterra. Este acuerdo hizo que el distribuidor habitual de Marshall para el norte de Inglaterra se quedara sin los derechos de distribución. Como este distribuidor era muy amigo de Jim Marshall, decidieron fabricar amplificadores exactamente iguales a los Marshall pero con otro nombre y distribuirlos a medias en ese mercado. Los amplificadores se comercializaron con el nombre de Park y hoy en día han llegado a ser motivo de colección al igual que sus hermanos gemelos los Marshall. Se dejaron de fabricar a principios de los ochenta cuando finalizó el acuerdo de distribución con Rose-Morris. Es una pena que hoy en día Marshall haya decidido retomar este nombre para comercializar una línea de amplificadores a transistores de gama baja.
Durante unos meses se comercializaron amplificadores Marshall bajo el nombre de NARB que no es mas que el nombre al revés de Ken Bran, técnico de Jim Marshall desde el principio. No se sabe exactamente porque se hicieron pero es probable que fueran un anticipo a la línea de amplificadores Park que empezó a mediados de los sesenta.
A principios de los setenta se fabricaron otros amplificadores Marshall a válvulas que no llegaron a cuajar, como el Popular (combo de 10W con un 12″, dos canales y trémolo), el Specialist (combo de 25W con un 15″, diseñado para guitarristas de jazz), el Mercury (combo híbrido con un altavoz de 12″ y una válvula EL84 de potencia que entregaba unos 5W) o el Capri (este ampli se comercializó a finales de los sesenta, tenía un altavoz de 8″ y entregaba unos 5W. Sólo se hicieron unos 100 ejemplares).


JCM 800
En 1981 finalizó el famoso acuerdo entre Marshall y Rose-Morris. Fue entonces cuando Jim Marshall se vio con las manos libres y aprovechó para introducir una nueva línea de amplificadores en el mercado con una nueva estética: el JCM 800 (Jim Charles Marshall). Los primeros modelos de JCM 800 conservaban la electrónica de sus predecesores, es decir que eran exactamente iguales a los que se habían fabricado hasta el año 81 pero con una cosmética externa actualizada. Se les puso un nuevo traje a los clásicos como el ‘Super Lead’ o el ‘Master Volume’.
En 1982 Marshall lanzó un nuevo producto al mercado en formato combo con un altavoz de 12″ y dos canales conmutables con un pedal externo. Este amplificador fue evolucionando con el paso de los años hasta llegar al conocido JCM 800 splitt-channel, que inicialmente se comercializó como un cabezal de 100W con dos canales, Reverb y bucle de efectos (modelo 2210). Sin duda alguna, el amplificador más completo que Marshall había diseñado hasta entonces y que gracias a su distorsión incorporada (la más convincente de las utilizadas por Marshall) llegó a desplazar en cuanto a ventas al modelo 2203 (Master Volume).
En1982, Marshall hizo una edición limitada de JCM 800 en color blanco iniciando de esta forma la serie de aniversarios que se repetirían más tarde en los años 87 (25 Anniversary / Silver Jubilee) y 92 (30th Anniversary).


JCM 900 y Aniversarios
Entramos en la década de los 90 y Marshall, siguiendo con su política de adaptarse siempre a las demandas del mercado, introduce toda una serie de productos que buscan sobre todo una alta distorsión y prestaciones auxiliares como efectos y versatilidad. Aparecen los todavía vigentes JCM 900, etapas de potencia estéreo, previos como el JMP1 y las series de amplificadores a transistores Valvestate. Una nueva etapa para Marshall, pero que no tiene nada que ver con el sonido clásico de Marshall de los años sesenta y setenta.
Afortunadamente para los amantes de las válvulas, Marshall ha reeditado varios amplificadores que están considerados como clásicos dentro de la historia del rock como son el combo ‘Bluesbreaker’ y los cabezales ‘JTM 45′ y ‘Super Lead’. Todo un detalle.
Como hemos comentado anteriormente, Marshall celebró su 25 cumpleaños con la serie Silver Jubilee que estaba basada en los clásicos ‘Master Volume’. Estos amplificadores llevaban de serie un reductor de potencia (pentodo/triodo) que posteriormente se instaló también en la serie JCM 900.
El último aniversario celebrado por Marshall fue en 1992 (30th Anniversary). Esta serie de amplificadores todavía están disponibles como tope de gama de Marshall. Los que se fabricaron durante el año de la celebración salieron al mercado con un forro (tolex) de color azul oscuro, para pasar a utilizar el conocido forro negro posteriormente. Son amplificadores muy completos con tres canales (cada uno de ellos tiene diferentes opciones de sonido), ecualización y control de reverb independiente por canal, bucle de efectos, dos reductores de potencia y la posibilidad de conmutar los canales vía MIDI. Marshall intentó agrupar en un mismo amplificador todos los sonidos de los amplis más famosos construidos por Marshall (JTM 45/Super Lead, Master Volume y JCM 900).


VOX

Tom Jennings & Dick Denney
Jennings y Denney se conocieron en una fábrica de municiones de Crayford (Kent) durante la Segunda Guerra Mundial. Ambos coincidieron en una banda que montaron para amenizar veladas y ayudar a pasar los malos ratos del conflicto bélico. Finalizada la guerra sus vidas se separaron y cada uno siguió una carrera en solitario.
Tom Jennings abrió una tienda de instrumentos musicales en Dartford (Kent) en 1946, especializada en la importación de acordeones de Alemania, Italia y Francia y en la compraventa de instrumentos musicales de segunda mano (aprovechando el clima de depresión y austeridad económica de la posguerra). El nombre de la tienda llevaba su propio apellido: Jennings.
Fue probablemente su amigo Denney el responsable de activar la obsesión de Jennings por la fabricación de sus propios instrumentos y amplificadores en los años de guerra que pasaron juntos. Al poco tiempo de abrir la tienda, Jennings fichó a un técnico electrónico (Derek Underdown) para que le pudiera ayudar a hacer realidad las ideas que tenía en la cabeza. El primer proyecto llevado a cabo fue la construcción de un teclado que incorporaba un pequeño amplificador de unos 6 vatios y llevaba también un altavoz de 8 pulgadas. Jennings bautizó este producto con el nombre de Univox.


Hacia el año 1951 y con la experiencia acumulada con la comercialización del teclado Univox y la ayuda técnica de Underdown, Jennings crea la empresa ‘The Jennings Organ Company’ con la que introduce en el mercado una nueva línea de órganos electrónicos que básicamente se vendieron en iglesias y clubs ingleses.
Dick Denney era un ingeniero electrónico que ya durante los años de la guerra empezó a interesarse por los amplificadores a válvulas que utilizaban los músicos americanos para amplificar las guitarras hawaianas y los ‘lap steel’. A principios de los años cuarenta hizo los primeros prototipos de amplificadores para este tipo de aplicaciones e incluso llegó a utilizar algunos de ellos con la banda que tenía montada junto a Tom Jennings. Parece ser que en más de una ocasión Jennings le había comentado a Denney la idea de desarrollar en colaboración uno de sus amplificadores. Pero la guerra acabó y perdieron el contacto mutuo. Denney siguió trabajando como técnico en un taller propio de reparación de radios sin abandonar nunca su afición por la música. Experimentó con diferentes circuitos hasta que en 1956 dio con un circuito que tenía el sonido que había estado buscando durante muchos años. Era un amplificador de 15 vatios que incorporaba una altavoz de 12 pulgadas. En 1956 añadió al circuito una unidad de vibrato basada en la del órgano Wurlitzer, pero con una modificación que le permitía seleccionar entre un excepcional trémolo y un vibrato o modulador de volumen. Este primer prototipo lo hizo utilizando válvulas americanas como la 6J7, la 6SN7 y la 6V6, pero posteriormente cambió a las europeas EF86, ECC83 y EL84, mucho más baratas y fáciles de conseguir en aquellos tiempos. Montó dos unidades de este prototipo: una para él y la otra para un amigo músico. Este amigo, entusiasmado con el sonido del amplificador que le había montado Denney, fue a visitar a Tom Jennings para mostrarle el artefacto sonoro y con la idea de proponerle un negocio. Tom no tardó demasiado en enterarse de quién había construido aquella maravilla y al día siguiente se presentó en la casa de Dick Denney para ofrecerle un trabajo en las condiciones que él eligiera. Corría el año 1957 y la compañía Jennings Musical Industries (J.M.I.) había nacido.


El VOX AC15
El primer objetivo del nuevo tándem fue poner en producción el amplificador de 15 vatios que Denney había diseñado, como el primer modelo de una línea de productos musicales con una imagen distintiva y coherente, y que serían comercializados bajo un nombre que Tom Jennings adoptó de otro producto suyo anterior: VOX.
A finales de enero de 1958 el amplificador de dos canales estaba preparado para ser lanzado al mercado. El estilo y presentación de aquel amplificador no era muy diferente de la imagen que todos conocemos de VOX. A este primer modelo se le llamó AC15 (Amplifier Combination 15 watts) y ya se le vistió con la conocida tela frontal de rombos. Las primeras unidades utilizaron un forro (tolex) de color crema y el panel de mandos superior era muy similar al que todavía se utiliza hoy en día. Los altavoces instalados en los primeros combos de 15 vatios fueron primero los Goodmans Audiom 60 y posteriormente se utilizaron los Celestion G12, ambos de 12 pulgadas (en 1960 Celestion diseñó una versión especial del modelo G12 exclusivamente para VOX. Más conocido como ‘blue speaker’, hoy en día es muy difícil de conseguir y ha quedado como un clásico dentro del rock’n'roll. Por cierto, Celestion los ha reeditado recientemente). Los transformadores de alimentación y salida iban montados sobre un chasis de acero, uno a cada lado del chasis para evitar ruidos y equilibrar el peso. En este chasis también se montó toda la etapa de potencia (2 x EL84) y la válvula rectificadora. La parte del previo se montó en una ‘L’ de aluminio acoplada al chasis de acero para protegerla mejor de ruidos externos (el aluminio tiene mejores características eléctricas que el acero). Esta solución se adoptó posteriormente en otros modelos de VOX como el AC30.
El AC15 fue un acierto pleno. Se vendía bastante bien. Pesaba poco, era pequeño y sus 15 vatios en clase A (marca de la casa) eran suficientes para las necesidades de las bandas de aquella época. Eran los tiempos del ‘Skiffle’, de Cliff Richard, de Duane Eddy y, por supuesto, de los Shadows. Jennings los conocía y les recomendó que utilizaran guitarras Fender Stratocaster con sus amplificadores VOX AC15 y el sonido Shadows resultante dio vueltas al mundo y todavía perdura hasta nuestros días. Ellos fueron los embajadores de la factoría Jennings en todo el mundo. Todos los grupos de aquella época querían sonar como los Shadows. La historia estaba servida…


El VOX AC30
A finales de 1958 se lanzaron dos nuevos modelos de VOX: el AC4 (amplificador de 4 vatios con un altavoz de 8 pulgadas) y el AC10 (muy parecido al AC15 pero con un altavoz de 10 pulgadas, sin vibrato y con tres válvulas en el previo en lugar de las cinco que utilizaba el AC15).
La popularidad del AC15 iba en aumento. Pero también se hacían famosas las bandas que los estaban utilizando. Dejaban de tocar en clubs con capacidad para 100 o 150 personas para tocar en cines y salas de baile con capacidades de hasta 1.000 personas. En este contexto el AC15 se quedaba corto, especialmente para el bajo (en aquella época los Shadows tocaban con tres AC15, dos para las guitarras y otro para el bajo) y VOX empezó a trabajar en nuevos modelos. Los Shadows habían probado el Fender Twin Amp (60 vatios sobre dos altavoces Jensen de 30 vatios) en una tienda de Londres y vieron que tenía mucha potencia y claridad de sonido, pero no podían conseguir la riqueza tonal a la que estaban acostumbrados con el AC15.
La solución vino de nuevo de manos del gran Denney con un amplificador igual al AC15 pero con dos válvulas más en la etapa de potencia (4 x EL84), una válvula rectificadora más robusta (GZ34) y dos altavoces de 12 pulgadas. Había nacido el AC30, también llamado AC30 Twin (por los dos altavoces) y AC30/4 (las primeras unidades de AC30 tenían cuatro entradas para los dos canales: normal y vibrato). En 1960 se revisó el circuito original de la sección del previo y se añadió un tercer canal con más brillo. También se cambió una de las válvulas del previo que originalmente era una EF86 por una ECC83, con menos ganancia pero mucho más robusta y preparada para aguantar las vibraciones a las que está sometido el chasis de un combo. Estos modelos se conocían como VOX AC30/6 y tenían tres canales (normal, brillante y vibrato) con dos entradas cada uno, un control de volumen para cada canal, un control de tono general situado en la válvula inversora (presencia) y los dos controles de vibrato/tremolo y velocidad. Durante el año 1961 aparecieron los populares VOX AC30 Top Boost que añadían una ECC83 en el previo para dar más ganancia al canal brillante. Estos amplificadores disponían de dos controles extras de ecualización (graves y agudos) pero sólo afectaban al canal brillante.
La imagen externa de los modelos AC30 se mantuvo con respecto a la utilizada para el AC15 y tan solo se amplió el mueble para poder instalar los dos altavoces (las primeras unidades utilizaron los Goodmans Audiom 80). La utilización de válvulas EL84 en la etapa de potencia montadas en clase A y sin realimentación negativa dieron tanto al AC15 como al AC30 un sonido único y característico, con una gran riqueza tonal y una gran cantidad de armónicos. Su respuesta en medios-agudos es muy característica y le otorga una presencia suficiente para competir con amplificadores de incluso más potencia.
En su 30 aniversario, VOX reeditó el VOX AC30 original con el forro de color crema y los altavoces Celestion ‘blue’. Hace unos años que VOX vendió los derechos del AC15 y del AC30 a Marshall, su actual fabricante. Por cierto que considero un error por parte de Marshall haber cambiado el diseño electrónico de la sección del previo de este amplificador. Estas cosas se avisan o se cambia el nombre del modelo, porque sino la gente cuando se entera se siente engañada. Lo que está claro es que ya no es el AC30 que diseñó Dick Denney hace más de cuarenta años.


Otros productos VOX
Jennings fabricó decenas de modelos más de amplificadores tanto a válvulas como a transistores: AC50 (50 vatios con dos EL34 en clase AB), AC100 (100 vatios con 4 EL34), V125 (125 vatios para guitarra y bajo), T60 (cabezal a transistores de 60 vatios para bajo popularizado por Paul McCartney), 7120 (120 vatios), Conqueror (30 vatios guitarra), Defiant (50 vatios guitarra), Supreme (100 vatios guitarra), Dynamic (30 vatios bajo), Foundation (50 vatios bajo), Super Foundation (100 vatios bajo).
También fabricó guitarras y bajos tan míticos como las Phantom o las Spitfire (popularizadas por Brian Jones), teclados tan clásicos como el Continental, ecos de cinta a válvulas tan buscados como el Echo Shadows Deluxe, baterías y pedales de efectos varios como el Tone Bender y el Wah-Wah Cry Baby.


HIWATT


Dave Reeves
Dave Reeves empezó a fabricar los primeros HIWATT a mediados de los años sesenta. En aquella época todavía trabajaba como ingeniero de Sound City, una división de Dallas Arbiter (potente distribuidora inglesa que durante unos años también fabricó amplificadores y pedales de efectos como el famoso Fuzz Face y que más tarde, en los años setenta, compró VOX a Tom Jennings). En Sound City, Dave Reeves era el encargado de diseñar los amplificadores a válvulas para instrumento musical que se comercializaban con el mismo nombre de la empresa (por cierto que todavía se pueden encontrar amplis Sound City en Inglaterra a buenos precios). Es muy probable que de aquí naciera la semilla de los futuros amplificadores HIWATT.
Gracias a los conocimientos adquiridos en la universidad y a la experiencia acumulada en empresas como Marconi Electronics (Marconi-Osram, más conocida como MO, fabricó las famosas válvulas KT66 y KT88 que montaban de serie los primeros Marshall), Reeves no tardó en percatarse de que sus estándares de lo que tenía que ser un buen amplificador de rock’n'roll no se iban a llevar a cabo en Sound City. Reeves supo ver enseguida la necesidad, por parte de los músicos, de amplificadores fiables, bien construidos y sónicamente superiores a los disponibles en el mercado hasta entonces.
Las primeras unidades fabricadas por Dave Reeves se empezaron a vender a finales de 1964 cuando todavía trabajaba para Sound City. Eran cabezales de 50 vatios con el panel de control en la parte superior del mueble y una placa negra y dorada con el nombre ‘hi-watt’ estampado en letras minúsculas y cursivas. El aspecto externo de estos primeros amplificadores tenía más en común con la línea de VOX y de Selmer que con la que unos años más tarde adoptaría de forma definitiva Dave Reeves para sus HIWATT.


Hylight Electronics
Tras la venta de varias unidades a clientes finales y animado por el éxito recogido, Dave Reeves dejó su puesto de trabajo en Sound City para montar su propia empresa: Hylight Electronics. “El 21 de Septiembre de 1966 Dave Reeves constituyó y registró su nueva empresa, Hylight Electronics. Intentó también registrar el nombre ‘HIWATT’ pero no se lo aceptaron por considerar que era una palabra descriptiva”, comenta Richard (responsable actual de Hiwatt). La política de ventas siguió siendo la misma y continuó vendiendo directamente a los músicos sin pasar por distribuidores y tiendas, obteniendo grandes márgenes de beneficios que volvía a reinvertir en la compañía. Ian Oaks y Doug Fentiman ayudaron a Reeves durante los primeros años de funcionamiento de la empresa. Las primeras unidades fabricadas con el nombre de ‘HIWATT’ en mayúsculas y sin el guión separador, se montaron totalmente a mano en el comedor de la casa de la familia de Reeves con la ayuda de su mujer.
Estaba acabando el año 1966 y ya se empezaban a ver bandas que utilizaban los amplificadores HIWATT en el circuito de clubs de Londres. Uno de los primeros guitarristas ‘con nombre’ que empezó a utilizar y promocionar los amplificadores de Dave Reeves fue Pete Townshend de The Who. Dave le había modificado varios amplificadores Sound City a Pete Townshend cuando todavía trabajaba para esa compañía. Esta conexión ayudó a Dave a lanzar la marca. Tanto los músicos de bandas conocidas que utilizaban HIWATT como sus ‘roadies’, elogiaban el ‘gran sonido’ y la fiabilidad espartana de estos amplificadores. Había nacido un clásico.
Para asegurar los ingresos de la compañía, Hylight Electronics empezó a fabricar amplificadores con el nombre de SOLA SOUND para Macari Ltd. (otro gran distribuidor inglés metido en la fabricación de amplis y efectos como los COLORSOUND, que disponía de una tienda de instrumentos musicales en Londres). Esta colaboración no duró mucho tiempo debido a la gran popularidad y demanda de los amplificadores HIWATT. Fue entonces cuando el trío formado por Reeves, Oaks y Fentiman decidieron buscar a un técnico con conocimientos en especificaciones militares que les ayudara a reconstruir el cableado interno del amplificador para hacerlo todavía más fiable de lo que ya era. El escogido fue Harry Joyce. Harry rediseñó la distribución de componentes en el chasis del amplificador, así como el conexionado interno. Los componentes escogidos para su fabricación eran de máxima calidad: transformadores Partridge, altavoces Fane. Todo el conexionado se hacía a mano y con máximo cuidado respetando las instrucciones de Harry. Los HIWATT eran ‘tanques’ preparados para entrar en batalla. Su sonido era más potente y limpio que el de cualquiera de los amplis existentes en aquellos días.
Los Modelos
Los modelos más clásicos fabricados por Dave Reeves fueron los cabezales DR103 “CUSTOM HIWATT 100″ (100 vatios) y DR504 “CUSTOM HIWATT 50″ (50 vatios), el combo SA112 “BULLDOG” (era básicamente el modelo DR504 montado en formato de combo con un altavoz Fane de 12″ y 75W) y la pantalla de 4×12″ modelo SE4123 (esta pantalla incorporaba cuatro altavoces Fane de 12″ y 75W cada uno). Todos los amplificadores tenían dos canales (Normal y Brillante) con dos entradas de alta y baja sensibilidad cada uno, tres controles de ecualización (agudos, medios y graves), un control de presencia, volumen de previo y un volumen general o master. La sección del previo utilizaba cuatro válvulas ECC83/12AX7 y en la etapa de potencia se montaban dos EL34 en el caso de los amplis de 50 vatios y cuatro para los de 100 vatios. Su sonido era grande y muy potente, con mucha dinámica y muy definido en graves y agudos.
HIWATT comercializó otros productos como un cabezal de 200W y equipos de voces totalmente a válvulas, pero los más vendidos fueron los citados con anterioridad.


Post Dave Reeves
La política de ventas y de construcción de los amplificadores se mantuvo hasta la trágica muerte de Dave Reeves en 1981. “Dave tenía un problema grave de salud. Solía beber mucho y la gente no le pagaba. Un día cayó por las escaleras de su casa y se mató. Tenía muchas deudas y los empleados de la compañía pudieron comprarla por cuatro duros. La transformaron y le cambiaron el nombre por el de BIACROWN”, comenta Richard. Lamentablemente, se empezaron a modificar cosas en los amplificadores para disminuir costes y hacerlos más competitivos. Uno de los peores cambios fue utilizar circuitos impresos con los zócalos de las válvulas de previo y de potencia montados en el propio circuito. Estos cambios dieron al traste con el espíritu de HIWATT que había mantenido hasta entonces por encima de todo la alta calidad de montaje y componentes. Poco a poco el prestigio ganado con los años se fue perdiendo debido a los problemas que empezaban a dar estos amplificadores.
Entre el 83 y el 84 BIACROWN se asoció con Sterling Imports, su distribuidor americano, que llegó a fabricar algunos modelos de HIWATT para ese mercado. Más tarde Eric Dixon compró BIACROWN e intentó relanzar la marca incorporando nuevos modelos de amplificadores con Reverb, selección de canales y con una gran distorsión.
Más recientemente Fernandes compró los derechos de distribución de HIWATT en Estados Unidos y Japón.
Actualmente
Actualmente Fernandes tiene registrada la marca de HIWATT en los mercados americano y japonés y están comercializando las reediciones de los modelos clásicos DR103, DR504, SA112 y SE4123 por su cuenta.
Por su parte Richard J. Harrison y su socio están en litigios con Fernandes para aclarar la situación de una vez por todas: “Intenté hablar con Fernandes para hacer un trato pero no pudimos llegar a un acuerdo, así que tuvimos que ir por caminos diferentes. Empezaron a fabricar amplificadores HIWATT por su cuenta en USA pero fue un desastre. Creo que actualmente han subcontratado a una empresa coreana para que los fabrique. HIWATT es un producto inglés y se tiene que fabricar en Inglaterra”, comenta Richard. Richard y su socio siguen fabricando y comercializando los amplificadores HIWATT hechos como se hacían en la época de Dave Reeves siguiendo las especificaciones militares impuestas en su día por Harry Joyce. No son baratos, pero ¿es barata una Gibson LP Custom? ¿o una PRS? Hasta hace poco los amplificadores los montaban en Audio Brothers (reputados fabricantes ingleses de amplificadores a válvulas) y en la actualidad los está fabricando MATAMP (está empresa fabricó en los años sesenta y setenta los famosos amplificadores ORANGE diseñados por Matthew Mathias). Toda una garantía.


ORANGE
Los amplificadores Orange fueron diseñados por Matthew Mathias y fabricados por Cliff Cooper en Huddesfield, Yorkshire, Inglaterra. Cliff Cooper también tenía una tienda de instrumentos musicales en Londres con el nombre de Orange. Cliff comercializó sus amplificadores bajo este nombre en Londres y en el sur de Inglaterra, pero utilizó el nombre de Matamp para los amplificadores que se vendieron en el centro y norte de Inglaterra. Esto era una práctica bastante habitual en la época porque los gustos y estilos de los músicos del norte y sur del país eran muy diferentes. Marshall hizo algo parecido con marcas paralelas como Park: ambas marcas se fabricaban en la misma factoría pero una se quedaba en Londres y sur de Inglaterra y la otra se comercializaba en el norte.
Los amplificadores Orange estaban considerados como una copia mejorada de los Marshall y se vendían más caros. El diseño del amplificador era bastante estándar pero la serigrafía del frontal era única y poco frecuente. Además de utilizar nombres para describir cada uno de los controles del amplificador (Volumen, Graves, Agudos…), se estamparon pequeños dibujos sobre cada mando para indicar su función (un rayo para el interruptor de encendido, unas montañas nevadas para indicar la función de entrada/salida del eco o el símbolo de un puño para el control de la Presencia). El forro era de vinilo naranja y el chasis estaba pintado con un fuerte esmalte también de color naranja. Se fabricaron unas cuantas unidades con el vinilo de color negro, pero el color básico fue siempre el naranja.
Los primeros modelos de Orange fueron dos cabezales de 80 y 120 vatios respectivamente que se conectaban a las pantallas Orange de 4×12″. Estas pantallas montaban cuatro altavoces Fane de 12 pulgadas (Fane era un fabricante de altavoces inglés con más prestigio y calidad que Celestion. Hiwatt también utilizó estos altavoces para sus pantallas. La fama de Celestion fue debida básicamente a la popularidad de Marshall que utilizó estos altavoces desde mediados de los años sesenta).
Orange también fabricó otros modelos como los combos de 2×12″ y los de 1×12″ (también conocidos como ‘Hustler’) y las unidades de reverb totalmente a válvulas.
El último modelo fabricado por Orange fue el ‘Overdrive 120′. Este fue el cabezal más solicitado de todos los modelos de Orange porque tenía más ganancia que los anteriores y además tenía un control de volumen Master (fue el primer amplificador inglés en incorporar esta función).
Los amplificadores Orange estaban construidos con materiales de muy alta calidad. Utilizaban válvulas EL34 en la etapa de potencia y ECC83 en la sección del previo. Los transformadores de salida estaban construidos con láminas de alta permeabilidad, dándoles de esta forma un carácter de sonido muy especial. A finales de los años setenta se fueron dejando de fabricar poco a poco hasta que Cliff Cooper cerró la empresa y se dedicó a otras cosas.
Hace unos años que Orange ha vuelto a la carga reeditando los modelos clásicos e incorporando algunos nuevos a la lista como un par de combos de 15 y 30 vatios respectivamente montados en clase A y con válvulas EL84 en la etapa de potencia (en la línea del VOX AC15 y el AC30). Además han desarrollado una nueva tecnología a la que llaman OTR (¿¿¿Oscillatory Transition Return???) y la han incorporado en el modelo ‘Overdrive’. Al parecer el resto de modelos se han reeditado tal cual se hicieron en los años sesenta. Todo un alivio.


SELMER
Selmer empezó a fabricar amplificadores a válvulas a finales de los años cincuenta. Alguno de los primeros modelos como el ‘Truevoice Auditoriom’ fue utilizado por los Beatles antes de pasarse definitivamente a los amplificadores VOX. No son muy conocidos pero cada vez están más buscados por los coleccionistas y sus precios han subido de una forma increíble en cosa de un par de años. Los amplificadores Selmer tienen un sonido particularmente cálido y una tonalidad vintage muy cremosa.
Los primeros Selmer utilizaban un forro de vinilo que imitaba la piel del cocodrilo y también tenían un ojo mágico en la parte frontal (una especie de luz verde pulsante al ritmo del trémolo del amplificador). Los mandos de control y entradas estaban dispuestos en la parte superior como en los VOX AC30. Además de los típicos controles de volumen y ecualización disponían de cinco botones extras de ecualización y que te permitían modificar la frecuencia de corte del circuito de ecualización general hacia tonalidades más graves o más agudas. Los modelos más famosos fueron el ‘Zodiac’ y el ‘Thunderbird’. Eran combos con dos altavoces de 12 pulgadas (los primeros modelos montaban dos Celestion G12 de alnico) y tenían 30 y 50 vatios respectivamente. Las válvulas utilizadas eran las ECC83 en la sección del previo y las EL34 en la etapa de potencia. También utilizaban una GZ34 como válvula rectificadora.
A mediados de los años sesenta cambió la estética externa de los amplificadores pasando a utilizar un recubrimiento de vinilo negro y un panel de mandos frontal de color negro. Este frontal volvió a cambiar en los años setenta por uno de aluminio no tan atractivo. Los altavoces utilizados en esta época fueron los Celestion G12 cerámicos, más conocidos como ‘Greenback’. El diseño electrónico se mantuvo hasta que dejaron de fabricarse.
Otros modelos fabricados por Selmer fueron el ‘Constellation’ (combo de 20 vatios con dos altavoces), el ‘Treble’n'Bass’ (cabezal de 50 vatios con un sonido increíble), el ‘Corvette’ (combo de unos 8 ó 10 vatios con un pequeño altavoz), el ‘Little Giant’ (combo de unos 4 vatios similar al Marshall Capri), el ‘Diplomat’ (combo de principios de los sesenta con un altavoz de 12 pulgadas y con unos 20 vatios de potencia), el ‘Triumph’ (combo de 15 vatios) o el ‘Mercury’ (combo de 10 vatios de finales de los años cincuenta).

SOUND CITY

Sound City era una división de Dallas Arbiter, que como comentamos en la entrega anterior también fabricó el famoso Fuzz Face popularizado posteriormente por Jimmi Hendrix. El ingeniero electrónico Dave Reeves (que posteriormente creó HIWATT) fue el encargado de diseñar los amplificadores a válvulas para instrumento musical que se comercializaban con el mismo nombre de la empresa. Unos de los clientes más famosos que utilizaron estos amplificadores fue Pete Townshend antes de pasarse a los HIWATT. Los cabezales Sound City que utilizó Pete fueron modificados por Dave Reeves a medida del guitarrista.
Los modelos más conocidos de Sound City fueron los cabezales LB50 (dos canales: Normal y Brillante, tres ECC83 y una ECC81 en el previo y un par de EL34 que entregaban 50 vatios de potencia), Bass 150 (cabezal para bajo de 150 vatios con dos ECC83 y una ECC81 en el previo y cuatro KT88 en la etapa de potencia) y LB120 (dos canales, reverb, cuatro ECC83 y una ECC81 en el previo y seis EL34 en la etapa de potencia que entregaban unos 120 vatios).

Otros

Otros fabricantes ingleses fueron Laney (empezaron a finales de los años sesenta fabricando amplificadores a válvulas. A finales de los años setenta dejaron la tecnología de la válvula y se pasaron al transistor. Recientemente han vuelto a recuperar la válvula con buenos resultados. A destacar los combos de 30 y 50 vatios basados en la válvula de potencia EL84), Pro Amplifiers (es un fabricante actual centrado en los transistores pero que también tienen algún amplificador a válvulas que no está nada mal), Trace Elliot (que recientemente también se ha apuntado al carro vintage con amplis a válvulas para guitarra) y Session.

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar