Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Las guitarras resonadoras

 

Los inicios de la guitarra en Estados Unidos son muy confusos; marcas como Dobro, National, Sears, Valco, Regal, Original Musical Instruments (OMI) o Dopera Original se entrecruzan constantemente, con incontables fusiones, compras, estrategias comerciales, ventas y acusaciones de plagio que forman un auténtico laberinto. Lo que sí está claro es que la historia de estas ahora recuperadas guitarras resonadoras (ampliphonic o resophonic guitars) empieza con John Dopyera, un refugiado checoslovaco emigrado a la tierra de la libertad; y si hay que ponerle una fecha al tema, parece ser que todo el mundo coincide en 1925, año en que John y sus socios establecieron la National String Instrument Corporation en Los Angeles. Es por eso que, antes de hablar de Dobro deberemos hacer referencia a su predecesora, National.

La mayoría de nosotros, cuando veíamos a Mark Knopfler con su acústica metálica, o a Eric Clapton o Ron Wood (por poner algunos de los ejemplos más conocidos) con esas acústicas de madera que llevan como un disco metálico en la tapa, decíamos (y, probablemente, seguiremos diciendo), “…mira que dobro más guapo…” En ese momento estamos asociando la palabra ‘dobro’ a un tipo de instrumento y eso, siendo estrictos, es incorrecto. Dobro fue la segunda empresa (aunque probablemente la más famosa) dedicada a fabricar guitarras equipadas con sistemas de amplificación mecánica, guitarras que recibían rimbombantes apellidos tales como ampliphonic, resophonic y demás; resumiendo: guitarras resonadoras.

DM33

EL CULEBRÓN

Una de las principales preocupaciones de los constructores de guitarras de los años 20 pasaba por encontrar un método para poder obtener más volumen de sus instrumentos, pues debemos tener en cuenta de que estamos hablando de antes de la amplificación de este instrumento, y la consiguiente revolución que esto provocó. Los guitarristas estaban empezando a hartarse de que instrumentos como el banjo sonasen por encima de ellos; y precisamente ese fue el motivo por el que un guitarrista, llamado George Beauchamp, encaminó sus pasos hacia la tienda de un personaje cuyas investigaciones en el terreno de los instrumentos empezaban a ganar cierta reputación. Beauchamp resumió su sueño a Dopyera como una guitarra con un sistema de amplificación mecánico.

Después de varias tentativas por parte de John y su hermano Rudy, aparece la primera tri-cone (o tri-plate), una guitarra que incorporaba tres conos metálicos ‘conectados’ mecánicamente por una T metálica en la que se alojaba el puente del instrumento. El proceso de ‘amplificación mecánica’ del sonido consistía en que la vibración de la cuerda era transmitida por la pieza en forma de T a los tres conos metálicos, los cuales vibraban hacia el interior del cuerpo del instrumento. Esta vibración, después de reflejarse en la caja de resonancia (fondo), salía al exterior a través de las aberturas practicadas en la zona superior de la tapa del instrumento. Rudy Dopyera, hermano de John, sugirió la idea de realizar el cuerpo del instrumento en metal, para así favorecer aún más el efecto de ‘amplificación’ y al mismo tiempo poder obtener un sonido más brillante. Los resultados obtenidos por estos primeros diseños impulsaron la creación de la firma National por parte de los Dopyera, Beauchamp y demás socios, y dedicarse en serio a la fabricación de guitarras. Transcurridos un par de años de la aparición de las primeras tri-plates, la oferta de National se vio ampliada por las guitarras con un único resonador, las National single-resonator. Básicamente, los modelos aparecidos en el mercado se podían agrupar en dos tipos básicos (aparte de la cantidad de resonadores que incorporasen): las tipo Spanish, con mástil redondeado para una interpretación de guitarra convencional, y las tipo Hawaiian, con el mástil cuadrado y las cuerdas más levantadas del diapasón, para tocar slide con la guitarra colocada en las rodillas del instrumentista.

Pero a los tres años de estar en la compañía, John Dopyera se sintió decepcionado con sus compañeros de negocio. Según él, sus ideas en cuanto al futuro de la empresa divergían mucho de las de Beauchamp; pero quizás el hecho más significativo es que John creía que Beauchamp se había apropiado de sus ideas en cuanto a un nuevo tipo de guitarra con un único resonador.

Así las cosas, en el año 1928 John Dopyera y sus hermanos Robert, Rudolph, Louis y Emile (a quién llamaban Ed) dejaron National y formaron una nueva compañía que rivalizaba con National: Dobro (abreviación de ‘Dopyera Brothers’ y que, además, significa “bueno” en checo). La nueva firma empezó a trabajar en un diseño de resonador único bastante distinto al desarrollado por National, en el que se utilizaba un soporte especial, denominado ‘araña’ o ‘tela de araña’ que soportaba el puente. Pero las diferencias entre los resonadores de ambas firmas no acaban aquí. Los modelos de National montaban un cono resonador en forma de volcán (por definirlo de algún modo) que se apoyaba únicamente sobre la tapa del instrumento, y en la cúspide del cual se colocaba el puente (que recibía el nombre de ‘galleta’ por su forma circular. En los modelos de Dobro, la membrana metálica vibrante tiene exactamente la misma forma que un altavoz de los que conocemos hoy en día (¿se inspiraría en los resonadores Dobro la gente de Hartke para desarrollar sus famoso altavoces con cono de aluminio?); esta va montada sobre un soporte circular que se apoya en la tapa y el fondo del instrumento, y que en sus laterales cuenta con una serie de agujeros para permitir que el sonido generado se reparta por toda la caja de resonancia. Además, como ya se ha comentado, el puente del instrumento va montado en un soporte que se coloca por encima de la membrana resonadora y que se conecta mecánicamente a esta en su cúpula central.

Entre ambas compañías se entabló una batalla en la que los puyazos continuos, artificios legales y fuego cruzado de acusaciones fueron una constante, hasta que en 1932 ambas compañías se fusionaron. Parece ser que, por aquel entonces, National tenía problemas con su estocaje y que algunos de sus colaboradores no querían que Beaucham estuviese al frente. En ese momento apareció Louis Dopyera, compró todo el stock de National, Beauchamp fue despedido y National y Dobro se fusionaron; se había creado National-Dobro, firma que comercializó instrumentos bajo ambas marcas.

Corría 1936 cuando la firma se trasladó a Chicago, situándose en el centro de la industria de la música, y se empezó a trabajar en otro método para conseguir más volumen: la amplificación electrónica, pero la Segunda Guerra Mundial frenó el trabajo de la firma y en el 43 National-Dobro se disolvió.

Pasado tan desagradable evento histórico (entre los años 50 y 60), los derechos sobre el nombre Dobro fueron pasando de mano en mano. La compañía Valco, inmediatamente después de la guerra, fabricó una serie de ampliphonic instruments, pero su iniciativa únicamente les sirvió para comprobar que los instrumentos con pastillas habían desbancado por completo a las guitarras resonadoras.

Durante los 50, los Dopyera recuperaron Dobro y lanzaron una producción limitada de instrumentos, pero una serie de desastres financieros obligaron a vender los derechos a Mosrite, quien se encargó de realizar estos instrumentos durante mediados de los 60.

El último vínculo de los Dopyera con Dobro se inició en 1967, cuando Rudy y Ed Dopyera (juntamente con su hermana Gabriela y el hijo de esta, Ron Lazar) crearon la firma Original Musical Instruments (OMI). Debido a que Mosrite seguía teniendo los derechos del nombre Dobro, OMI empezó construyendo los banjos “Dopera Bros.” y las guitarras resonadoras “Hound Dog”. En 1970, OMI recuperó el nombre Dobro, el cual mantuvo bajo su poder hasta que en 1993 Consolidated Musical Instruments (firma emparentada con Gibson Guitar Corp.) la compró.

Splash

DEL OLVIDO A LA PALESTRA

Es definitivo que el advenimiento de las pastillas para guitarra provocó que los esfuerzos de los Dopyera acabaran, temporalmente, en un desván ya que, en cuestión de volumen, la amplificación mecánica no podía competir con la electrónica. Eso podría haber hecho que la historia de Dobro se acabase con la Segunda Guerra Mundial, pero había básicamente un argumento con el suficiente peso específico para que las guitarras resonadoras no desapareciesen: su sonido. En la búsqueda para obtener más volumen, los Dopyera no sólo consiguieron que sus guitarras destacasen entre las del resto de la competencia, si no que además definieron un nuevo tipo de sonido, emparentado muy directamente con el blues, el country o el bluegrass. El resurgir del blues en los últimos años y la moda “unplugged” que ha arrasado en todos los estilos musicales también contribuyó, ya en los 90, a mantener la demanda de este tipo de instrumento; además, desde que Gibson se hizo con OMI, la oferta de guitarras resonadoras se ha visto ampliada con los nuevos bajos resonadores, guitarras de series “signatura” o los nuevos modelos con el cuerpo de acero pintado.

GENERALIDADES DE LAS RESONADORAS NATIONAL

Existen cuatro factores importantes que uno debe tener en mente cuando analiza un modelo de guitarra National, los cuales hacen referencia a sus prestaciones: cuerpo -realizado en metal o en madera-, perfil del mástil -redondeado o Spanish, o cuadrado o Hawaiian-, sistema ampliofónico -un sólo cono o tres conos- y unión mástil/ cuerpo -en el traste 12 o el 14.

Tri-Plates

Las primeras National reciben el nombre de guitarras de triple resonador, guitarras National Silver o Tri-Plates, y estaban disponibles tanto en versión Hawaiian como Spanish. Realizadas en la aleación denominada Germán Silver (compuesta por níquel, cobre y cinc), las tri-plates estaban disponibles en cuatro estilos diferentes, en relación a la ornamentación de cada uno de ellos. Las Style 1 eran de acabado liso, sin ornamentaciones, las Style 2 recibían el sobrenombre de Wild Rose o Wild Irish Rose por su ornamentación con motivos de rosas; extraoficialmente, las Style 3 se denominaban Lilly of the Valley, mientras que el modelo con mayor ornamentación era la Style 4 o Chrysanthemum. Todas las tri-plates cuentan con tres resonadores internos de 6″ (de ahí viene su nombre), dos en la zona de las cuerdas graves y una en la de las agudas, conectados por la anteriormente mencionada pieza en forma de T.

La oferta de tri-plates varió con el tiempo; así, a mitad de los años 30 el catálogo contenía la Style 4, la Model 35 (decorada con la imagen de un músico renacentista bajo un sauce) y la económica Model 97 (decorada con la imagen de un surfista y realizada con un cuerpo de aleación de latón niquelado).

Single Resonators

Aparecidas un par de años después que las tri-plates, las single resonators incorporaban un único resonador interno en lugar de los tres de sus predecesoras. El sistema de puente, obviamente también varió; la pieza en forma de T que conectaba los tres resonadores fue substituida por un puente redondo de madera de arce (denominado ‘galleta’), el cual se colocaba en la cúspide del cono resonador. Las primeras guitarras con este diseño recibieron los nombres de Style Oy Triolian. La Triolian estaba acabada en sunburst marrón, aunque también se fabricaron algunas con ornamentaciones con motivos hawaianos. En un principio contaba con pala acanalada para la instalación del clavijero, pero con el tiempo se derivó a la pala maciza. La unión mástil cuerpo también pasó de ser de la altura del traste 12 a la del 14. Las Triolian de finales de los años 30 tenían un golpeador decorado con franjas diagonales y la N de National. La Style 0 de finales de los años 20 tenía un acabado plano, sin ornamentaciones, un único resonador de 10″ y un mástil unido al cuerpo en el traste 12, mientras que en los modelos de los años 30 se empleaban como ornamentación paisajes hawaianos (palmeras, volcanes, lagunas, estrellas, etc.) El cuerpo estaba realizado en una aleación de bronce y estaba disponible con mástil redondeado o cuadrado. En las versiones de finales de los años 30 el mástil se unía al cuerpo a la altura del traste 14, estaba realizado en caoba y rematado con un diapasón de ébano fileteado en celuloide, y se le incorporaron agujeros en forma de f en la parte superior de la tapa.

La Duolian era básicamente una versión más económica de la Triolian, sólo que se presentaba en acabado galvanizado. Se fabricaba con mástil convencional o cuadrado, y fue uno de los modelos más populares de la firma.

Una fórmula bastante recurrida para diferenciar los modelos de National de los de Dobro es decir que los de la primera tienen cuerpo de metal, mientras que los de Dobro son de madera; esto en principio es más o menos válido, y generalmente funcionaba así, pero National también fabricó instrumentos con cuerpo de madera y Dobro hizo lo propio con el metal. La National Trojan es una de estas excepciones. Para competir con los instrumentos de madera de Dobro, National lanzó en 1933 la Trojan y su hermana pequeña, la Rosita.

Más o menos en el año 36, National también empieza a lanzar guitarras eléctricas al mercado, pero eso sería parte de otro artículo. El hecho de decantarse más por el tema de la guitarra eléctrica, propició que el catálogo de 1940 de National únicamente contase con dos guitarras resonadoras: la Style 0 y la económica Supro Collegian.

Resonador National

LAS DOBRO RESOPHONIC

Las guitarras ampliphonic construidas por Dobro montaban un único resonador y, aunque su concepto difiere en algo de las de National, resulta muy fácil confundirlas con las single-plate de esta firma, ya que sus principales diferencias no están demasiado a la vista. En el primer catálogo ilustrado de Dobro (1928-1929) se incluyen, en versión ampliphonic, un ukelele, dos mandolinas, tres guitarras tenor y tres de 6 cuerdas, aplicando posteriormente esta tecnología también a los banjos y a una especie de contrabajo, monstruosamente grande, con forma de guitarra y que montaba dos resonadores en la mitad superior del cuerpo y un tercero (grande como la tapa de una alcantarilla) en la posición normal.

Como ya habíamos comentado anteriormente, la mayoría de instrumentos de Dobro tenían el cuerpo de madera, aunque también hubieron excepciones. En los modelos metálicos, pero, se empleaba un sistema de construcción especial que no precisaba de soldadura entre los aros y la tapa o el fondo. El reborde resultante de esta unión recibía el nombre de Violin Edge. Los modelos metálicos de mediados de los años 30 no empleaban los característicos agujeros en forma de f de las National o las rejillas propias de los modelos de madera, si no que presentaban unos orificios circulares acabados como si se tratase de una ventana. En esa época, la oferta de la firma incluía los modelos M 14 -cuerpo de aleación de bronce, muy poca ornamentación, diapasón de palorosa y el nombre Dobro incrustado en la pala en símil perla-, el M15 -similar al anterior pero con cuerpo en aleación Germán Silver ornamentado-, M 16 -parecido al M 15 pero con diapasón de ébano y una ornamentación más elaborada- y No.62 -bronce chapado y la figura de un paisaje español con bailaora y todo. La oferta económica la componían dos modelos: No. 32 -lámina metálica pintada en sunburst marrón-amarillento- y No.46 -toda en aluminio, recibía el nombre de Dobro-lite o Luma-lite.

Más o menos en el año 1928 aparece otra opción económica, en este caso con cuerpo de madera. La Dobro Ángelus (también conocida como Model 19) contaba con un cuerpo realizado en laminado de 3 capas de madera de abedul y acabada en sunburst nogal bi-tono. Montaba una sencilla placa de cobertura del resonador con 12 agujeros redondos dispuestos en círculo y exhibía agujeros en forma de f en la parte superior del cuerpo. Este mismo instrumento también fue construido por la firma Regal, pero empleando partes originales Dobro. Este modelo, aparecido más o menos en 1934, se distinguía de sus predecesores por el hecho de que el cono resonador empleado era moldeado por estampación, no sobre un torno, el acabado en sunburst marrón-naranja e incorporar un binding pintado, en lugar del binding real del modelo de Dobro.

Resonador Dobro

VALCO

Como ya se ha comentado anteriormente, la Segunda Guerra Mundial repercutió en la producción y el devenir de las guitarras resonadoras. Los mensajes del presidente de la nación eran muy claros: se necesitaba el aluminio, el acero y demás metales para la guerra. Así que la firma se reconvirtió, se cesó la producción de guitarras y se dedicaron a fabricar piezas para aviones.

Cuando se inició la guerra, tres de los directivos de National Dobro -Vic Srnith, Al Frost y Louis Dopyera- se hicieron con la totalidad de la empresa. Tomaron las iniciales del nombre de cada uno (V, A y L) y crearon Valco, disolviendo National Dobro. Cuando se acabaron las órdenes de limitación en el tema de metales y demás materiales, Louise compró todas las partes y piezas a sus hermanos y, después de un breve periodo en el que la empresa recibió el nombre de National Dobro Company, inició su andadura Valco. Corría el año 1942.

Justo después de la guerra, resultaba bastante difícil conseguir materiales y partes para la construcción de guitarras, por lo que la única opción de la firma fue echar mano de los stocks acumulados durante la guerra. De esta forma se pudieron montar unas series de tri-plates y single-plates, aunque la nueva línea de la empresa se encaminaría más en el tema de las guitarras eléctricas, hawaianas y la amplificación (en estos dos últimos casos, principalmente comercializados bajo la firma Supro).

En esta carrera por la innovación tecnológica, la firma también se interesó por los plásticos, llegando a fabricar, en color rojo, azul y blanco, el modelo Res-O-Glass entre los años 61 y 64. Corría el año 64 cuando los problemas económicos de la firma hicieron que esta desapareciera.

Resolectric

OML LA RESURRECCIÓN

Más o menos en el año 59, Emil Dopyera regresa de unas largas vacaciones en Alaska y empieza a fabricar guitarras resonadoras en El Monte, California, animado se supone por el resurgimiento del folk y estilos más étnicos. Pero después del boom económico de la postguerra, el metal y su manufactura resultaban excesivamente caros para la producción de este tipo de instrumentos. Louis Dopyera se encargó de que Emil pudiese recuperar de Valco el equipamiento y el nombre de Dobro.

En 1961, Emil Dopyera hijo compró la parte de su padre y de su tío Rudy, trasladó la fábrica a Gardena, California, y empezó a fabricar guitarras resonadoras con cuerpo de madera en cantidades limitadas.

Entre 1966 y 1967 la recuperada Dobro fue vendida a Semie Moseley, propietario de Mosrite, quien empezó a trabajar con partes realizadas en la factoría de Gardena hasta que trasladó la producción a la factoría de Mosrite en Bakersfield y aparecieron sus propios diseños, denominados Mobro.

Mosrite se fue al agua, pero Moseley seguía teniendo los derechos sobre Dobro. Emil, por su parte, empezó a fabricar sus instrumentos bajo el nombre de “Hound Dogs” y “Dopera Originals” (Dopera era una americanización de Dopyera).

Entre 1970 y 1971 el nombre Dobro volvía a estar disponible. Emil y sus nuevos asociados abrieron una factoría en Long Beach; la empresa recibía el nombre de Original Musical Instrument Company Incorporated, o OMI. Bajo la batuta de Ron Lazar, sobrino de Dopyera, OMI empezó a comercializar verdaderas guitarras resonadoras con cuerpo de madera, así como una serie de guitarras con cuerpo metálico (aunque no resonadoras) construidas con la estética de las single-plate de National. Estas eran las Model 30 -lámina de acero cromado-, Model 33 -con una mayor ornamentación- y la Model 36 -lámina de bronce cromada. Más tarde volvieron a aparecer las Dobro resonadoras con cuerpo de metal en dos categorías; la primera venía equipada con el sistema resonador de Dobro, aunque también podía montarse el sistema National sin recargo en el precio. En esta categoría se encontraba la Model 36, en bronce cromado, ornamentación floral y una longitud de escala de 24 1/2″. El resto de modelos de esta categoría (con resonadores tipo Dobro) se diferenciaban de la Model 36 básicamente en aspectos estéticos.

La otra categoría de resonadoras Dobro realizadas por OMI la componen la Model 90 Duolian y, posteriormente, la Model 60 y alguna que otra variación de estas. En ellas se emplea el resonador tipo National, con el puente de madera tipo ‘galleta’.

En 1993, OMI fue adquirida por Consolidated Musical Instruments, emparentada con la por todos conocida Gibson Guitar Corporation, iniciándose una nueva andadura de las guitarras resonadoras.

 

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar