Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Amplificando la guitarra acústica

 

Amplificar la guitarra y que al mismo tiempo suene natural presenta varios problemas. Para empezar, sencillamente no ES natural amplificarla, por lo que no nos debiera sorprender que no lo suene así. La guitarra tiene un sonido, cuanto mas, chiquito, y así estamos acostumbrados a escucharla. Por ende, una guitarra acústica a mucho volumen es una suerte de aberración, por necesaria que sea.
Ahora bien, si estamos leyendo esto es porque tenemos que amplificarla si o si, así que saber que es difícil y/o considerarlo una aberración no nos conduce a nada.
Dado que no hay UNA solución al problema, el enfoque va a variar según el contexto en que vayamos a tocar. No es lo mismo amplificar una acústica en una banda de rock que en un dúo con una cantante. Las herramientas cambian, también.

El sonido natural

La única manera de sacar un sonido natural de una guitarra es con un buen micrófono de condensador EXTERNO. O con dos. Punto. Todo micrófono interno suena como lo que es: un microfonito con un diafragma diminuto metido en una caja; nada que ver con un diafragma grande captando el aire que sale por la boca del instrumento. Conclusión: sólo se puede sacar un sonido natural tocando solo o en el contexto de una banda chiquita, que trabaje con poquísimo volúmen. La ventaja de tener un par de buenos micrófonos y un buen pre para lo que tocamos guitarra sola es que, de paso, con un DAT ya estamos hechos a la hora de grabar en casa, pero eso es otro tema.
Opciones en el mercado hay varias: Audio Technica sacó toda una línea de micrófonos (AT3525/3527/3528) dirigidos al que necesita un buen mic y no tiene guita; Alesis/GT AM11, Equitek E100; Shure SM81; AKG C1000. Todos andan entre los $400 y los $600. Aphex hace un pre valvular, el 107, que es perfecto para pares stereo. Por menos plata están los Behringer. Hay mas, sólo es cuestión de investigar.

Ahora se nos presenta un problema. ¿Qué pasa si queremos tocar parados, con la guitarra colgada y movernos un poquito por el escenario? Adios micrófono externo. Dependiendo, de nuevo, del contexto, un sistema que combine un piezoeléctrico y un mini-mic o simplemente un piezoeléctrico son la única solución.

El mejor sonido posible

Ya sabemos que no podemos aspirar a un sonido “natural” de nada que no sea buenos micrófonos de condensador, por lo que veremos opciones para lograr el mejor sonido amplificado que sea posible, para distintos usos.
Mi experiencia es en tres contextos diferentes: como solista, como acompañante y como guitarra “líder” (lo que quiera que sea eso…) en grupos acústicos, con un volúmen moderado.

Tocando solo

Para tocar solo uso un sistema basado alrededor del Fishman Acoustic Blender, una unidad conceptualmente similar al Rane AP13. Es decir: los dos sistemas permiten mezclar dos señales diferentes. Esto da lugar a varias opciones: piezo (el clásico micrófono instalado bajo el puente, que capta la vibración transmitida por las cuerdas a la nuececita del puente) y mini-mic (un micrófono pequelo que se instala dentro de la caja de la guitarra); piezo y magnético (micrófono que se instala en la boca de la guitarra y que capta la vibración de las cuerdas del mismo modo que los de guitarra eléctrica: con imanes); magnético y mini-mic. Se puede usar también un micrófono externo, pero dado que estas unidades tienen phantom de 6 a 15 V, que no permite usar micrófonos de condensador buenos, el resultado no es gran cosa, y seguimos teniendo todos los problemas acarreados por un micrófono externo.
Aparte, este sistema me permite mandar cualquier señal por separado a una consola o una mezcla de ambas (o todo al mismo tiempo) y tiene un loop para cada salida: mic, piezo y mezcla. A eso sumen que cada salida es XLR y plug, y que todas las salidas pueden funcionar al mismo tiempo, y verán que hay mil opciones. Más de las que vaya a usar en mi vida…
Sigamos. Uno puede conectar las señales a entradas mono independientes, o via un cable stereo a una entrada “dual”, por la que van las dos señales juntas.
Yo uso una Takamine con un Fishman AG125 y un preamplificador PowerJack (la señal del AG125, que es pasivo era muy baja, y aún con el Blender no me convencía) y una Yamaha con un pre APX mono standard. Ambas dreadnoughts, por lo que la caja tiende a acoplar mucho en los graves.
Ambas se conectan al Blender con un micrófono stereo, el cual lleva la señal del mini-mic (un Crown GLM200) y del piezo. Al igual que Fernando Tarres, uso un pedal Ernie Ball en la salida general. Coincido 100% en que es el mejor pedal de volúmen en el mercado.
En los loops van:
· un afinador en el del del piezo (que, dicho sea de paso, va a ser reemplazado por Sabines AX800, los que se “pegan” a la tapa de la guitarra)
· un ecualizador en el del mini-mic para cortarle graves
· un compresor Alesis NanoComp y una cámara Digitech DSP256XL en el general. Si toco solo, llevo una Alesis NanoVerb, y todo me entra en una valijita para una cámara de video.

Los loops quedan configurados más o menos así:

Tocando en grupo

En NAN toco mayormente melodías, y luego de batallar con el sistema decidí que el mini-mic no agrega demasiado al sonido. Por el contrario, dado que tengo que tocar por arriba de una batería, un bajo y algunos otros instrumentos, lo único que gano es acoples. Para evitarlos tengo que usar el mic tan bajo que casi no se nota… De allí que para este contexto uso el Blender como dos pres independientes, y tengo las dos guitarras conectadas a cada una de las entradas. Los Crown GLM200 quedan de adorno. El resto es más o menos similar.
Tengo que confesar que, para líneas melódicas, he empezado a gustar del sonido del piezo. Bien ecualizado (para quitarle la clásica “latosidad”, corta muy bien a través de los demás instrumentos y tiene más sustain que el sonido natural de la guitarra. En la reverb uso casi siempre Halls, aún cuando use cámaras cortas. No hay un motivo: simplemente a mi oído suenan mejor. De hecho, para mi oído los piezos suenan mejor a través de un Fishman ProEq que del Blender, pero como tengo el Blender, por ahora sigo fiel a el.

El gráfico para esta configuración queda así:
(En este caso, el sonidista recibe una sola señal para mis dos guitarras, y mutearlas durante el show corre por mi cuenta.)

Ahora bien. La combinación piezo/mini-mic funciona muy bien para bases, en el caso del sistema Fishman particularmente para rasgueos. En este caso, vale la pena invertir (más bien diría que es indispensable) en una tapa para la boca de la guitarra, ¡si la consiguen!, yo no he tenido mucha suerte en Buenos Aires. Aquí hay una estrategia para minimizar los problemas de feedback, la cual, lamentablemente, requiere de la presencia de un sonidista competente, algo que, como sabemos, no es siempre así…
La idea es mandar a PA una mezcla de las dos señales y sólo piezo al monitoreo.

Otras posibilidades

En el site Música en Internet, en la sección Clínicas, pueden encontrar una nota sobre el Rane AP13. Junto con el Acoustic Blender del que les he hablado son las opciones más populares, aunque no las únicas. Varias de las siguientes posibilidades sólo se consiguen por correo, comprando en USA.

Tocando de oído… algunos aparatos de los cuales he escuchado maravillas:

* FRAP (Flat Response Audio pickup) de Trance Audio y Sunrise Pickups. Estos dos fueron la elección de Michael Hedges para amplificar sus guitarras: el Sunrise capta como ninguno los graves, el FRAP los agudos.
* Todos los productos de Lloyd Baggs. No los he visto mucho por Argentina, pero vale la pena averiguar. Las guitarras Seagull, por ejemplo, traen pres de Baggs.
* Pendulum preamp. Según dicen, caro, pero el mejor.
* Los micrófonos magnéticos Fishman Rare Earth y Bartolini 3A.
* El sistema B-Band. En listas de correo de guitarra acústica me han dicho que es lo mejor que existe en el mercado. Es un sistema similar al Fishman respecto de la idea de mezclar dos señales.
* No olvidar los amplificadores diseñados para acústica, como el Fender Acoustasonic, el Epiphone Acoustic Regent, el Crate CA-125D, el Fishman Acoustic Performer Pro, o el Peavey Ecoustic 112.

En el lado de los comentarios negativos:
Rane fabricaba un modelo (el MAP33) que, a primera vista, era espectacular: permitía utilizar tres instrumentos, y todos los seteos eran almacenables y controlables via MIDI. Averiguando en la Web para comprar uno, terminé descubriendo que era muy poco confiable (muchos problemitas con la tecnología que tenía adentro, parece). Incluso un endorser de Rane me dijo, off the record, que no lo podía recomendar.

Algunos links relacionados con la guitarra acústica

Descargar PDF

Amplificando la guitarra acústica

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar