Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Biblioteca de la Guitarra y Cuerda Pulsada

Variax en entornos home studio. La guitarra de los mil sonidos.

Introducción

Mi experiencia con este instrumento es muy positiva y me declaro abiertamente defensor de lo que representa, una auténtica evolución por no decir revolución en el campo de la tecnología aplicada a la música.

En el estudio
En el estudio de grabación me resulta realmente cómodo disponer de una gama de sonidos y timbres tan amplios. Teniendo en cuenta que podemos pasar de una Fender Stratocaster a una Gibson Les Paul, de una Epiphone casino a una acústica Martín D-28 en cuestión de segundos y sin tener que levantarnos de la silla.

Por lo general, es razonable encontrarse de vez en cuando con algún detractor de esta clase de instrumentos. Evidentemente es difícil admitir que una guitarra de estas características pueda sonar igual que una Fender Telecaster del 1960, como las que usaban Jeff Beck, Albert Collins, Danny Gatton o Keith Richards. De hecho no creo que ninguna guitarra hecha hoy en día pueda, a pesar de tener elementos similares, sonar como aquellas guitarras. De entrada, las maderas de hace 50 y 60 años poco o nada tienen que ver con las de hoy en día, sobre todo si tenemos en cuenta que, debido a la demanda de instrumentos, el tiempo de curación y secado de las maderas es cada vez inferior.
Durante el tiempo que llevo trabajando con la Variax han pasado por mi estudio guitarras de las marcas más diversas, Gibson, Fender, Paul Reed Smith… Haciendo distintas comparativas puedo decir que he encontrado una mayor diferencia de sonido entre guitarras de la misma marca, incluso siendo el mismo modelo, que con respecto a la imitación que nos propone Line 6. ¿Cuál sonaba mejor?, pues me imagino que cada uno tendrá su propio gusto pero particularmente mis preferencias se han seguido decantando por la Variax.
Si alguna pega he de ponerle, no es desde luego el sonido, que por otra parte debería ser la cuestión más crítica.

Algunos de los problemas que se plantean a la hora de hacer una grabación vienen derivados del ruido en sus múltiples facetas, bien el que genera nuestro propio instrumento, a través de la electricidad estática, ruido por la inferencia de los cables, amplis, etc; y por otra parte el sonido ambiente, que como si en mi caso, vives en la ciudad, pues te encuentras rodeado de esos molestos saboteadores. Con el sistema Variax evitamos en gran medida el ruido, ya que de momento la guitarra en si es completamente silenciosa, y además logramos evitarnos el ruido de las pastillas en single coil. Este problema no es un mal menor, ya que a menudo nos encontramos con la situación de tener que sacrificar un bello sonido por el ruido que le acompaña cuando hacemos una selección de pastilla single. Con el tema de los sonidos acústicos, casi sobra decir que no todo el mundo tiene su estudio preparado para grabar a través de un micrófono, y desde luego si el previo y el micrófono que estamos utilizando no es lo suficientemente bueno, casi es mejor adoptar cualquier otra solución que la de claudicar ante un sonido de micrófono “plastificado”.

Buenos sonidos en simulación
Voy a comentaros mis preferencias en cuanto a las guitarras a elegir.
Fundamentalmente para grabaciones con sonido limpio me decanto por los timbres de Fender Stratocaster, en este caso una imitación del modelo del año 1959. De estos el clásico sonido entre pastillas es fantástico, al igual que la posición del puente. Por otra parte me parecen extraordinarios nuevamente para sonido limpio la posición de selección del puente de la Fender Telecaster Thinline del 1968 y de la Fender Telecaster Custom del 1960. Para sonido limpios algo más jazzeros utilizo la imitación de Gibson ES-335 del 1961. A este respecto, puedo comentaros que desde hace veinte años tengo una Gibson 335 modelo Dot del año 1959, es de las primeras que se hicieron y constituye una autentica reliquia. Pues bien, aunque como ya podéis imaginar, la Variax no suena exactamente igual, pero tampoco desmerece demasiado. Es más, con sonido de media distorsión se consigue un timbre cremoso, muy expresivo y orgánico.

En general para los sonidos de distorsión utilizo las simulaciones de Gibson les Paul basadas en modelos del 1958 y 1951. El sonido de sitar también es muy interesante, no suena como un sitar acústico sino como un Coral Sitar. En algunas de las producciones siempre que he visto el espacio apropiado, he intentado dar un toque de esta sonoridad, bien haciendo fills o doblando alguna línea melódica.

Las guitarras acústicas en cuanto su aplicación en el estudio de grabación me tenían en un primer momento algo escéptico. Mis primeras impresiones me llevaron a pensar que no tenía mucho sentido utilizarlas pudiendo disponer de un buen sonido de guitarra acústica real. Si se trata de tocar un tema solista, prefiero utilizar mi vieja Taylor con un buen micro. Pero a la hora de utilizar la guitarra acústica en un contexto de más instrumentos el resultado fue desde todo punto de vista mejor de lo que me imaginaba.

Dos de las imitaciones son guitarras de doce cuerdas, la Martín del año 1970 D12-28 y la Guild F2 12 del año 1966. Personalmente prefiero esta última, ya que tiene un sonido muy claro y abierto. Por otra parte el modelo Martín O-18 resulta muy apropiado para tocar con dedos en vez de con púa. El resultado final en la mezcla es sorprendente. Con el tema de los colores y sonido acústicos Line 6 ha sacado un nuevo modelo, la Variax Acoustic 700. En este sentido si lo que buscas es variantes dentro de los sonidos acústicos es, sin duda, el modelo a elegir, mejor que los otros eléctricos, el 700 y el 500.
En la Variax Acoustic 700 encontramos 16 modelos de instrumentos acústicos. Lo bueno de este sistema con respecto a la grabación en casa es que no necesitamos micro y nos quitamos de un plumazo todo el problema de acoples. Al mismo tiempo, disponemos de múltiples afinaciones alternativas.

Este instrumento tiene el mástil de caoba con diapasón de palisandro y marcadores de posición blanco perla. La tapa es de cedro. Tiene 24 trastes de perfil medio.

La salida de guitarra es de jack estándar de 1/4″ y otra de E/S digital para conectar con el amplificador Vetta II. La caja directa incluida, proporciona alimentación además de una salida de guitarra estándar de 1/4″ así como salidas XLR balanceadas. También se puede alimentar mediante las baterías integradas o el amplificador Vetta II de Line 6.
La puedes encontrar con el acabado natural o en negro.

Modelos de guitarras imitados por la Variax Acoustic 700
- 1941 Martin® 5-17
- 1946 Martin® 000-28
- 1960 Martin® D-21]
- 1954 Gibson® J-45®
- 1951 Gibson® SJ®-200
- 1933 Selmer® Maccaferri
- 1951 DAngelico™ New Yorker
- 958 Manuel Velazquez™
- 973 Guild® F412
- 1935 Stella® Auditórium
- 1939 National Reso-Phonic™ Style “O”]
- 1937 Dobro® Model 27
- Gibson® Mastertone
- Mandola
- Japanese Shamisen
- Indian Sitar

Construcción y características técnicas

la variax  funciona a base de un “piezo” en lugar de pastillas magneticas convencionales, estos microfonos pasan por el procesador variax y este es el que hace la magia para poder tener esta inmensa lista en de instrumentos en una solo guitarra.

TODAS las variax son prácticamente lo mismo en cuanto a su sistema se refiere, las viejas y las nuevas, así que viendo esta pequeña reseña te podrás dar cuenta de lo que es.
A continuación os doy algunas de las características técnicas de la Variax 700, que por otra parte es la guitarra que realmente más uso.

La parte superior está esculpida de fresno con cuerpo de caoba (colores translúcidos) o el cuerpo de caoba sólido con parte superior esculpida (sólo negro).

El mástil es de arce de una sola pieza con el diapasón de madera de palisandro e incrustaciones perladas, la cejuela es de hueso. Los afinadores son Gotoh. Tiene un total de 22 trastes de perfil medio. El puente es Baggs personalizado (trémolo o hardtail).

Tiene dos Jack de salida, uno de guitarra estándar de 1/4 pulgadas y el otro de E/S digital para la conectividad de Vetta II. Por otra parte tenemos un conmutador de pedal A/B que selecciona entra las dos salidas: la salida de guitarra estándar de 1/4 pulgadas para la conexión a cualquier amplificador de guitarra y una salida balanceada XLR para enviar sonidos acústicos a otro.
Los colores disponibles son negro, azul, rojo o ámbar translúcido.

Los modelos de guitarra que imita son los siguientes
1960 Fender Telecaster Custom
1968 Fender Telecaster
1968 Fender Telecaster Thinline
1959 Fender Stratocaster
1958 Gibson Les Paul Standard
1952 Gibson Les Paul “Goldtop”
1961 Gibson Les Paul Custom
1956 Gibson Les Paul Junior
1976 Gibson Firebird V
1955 Gibson Les Paul Special
1959 Gretsch 6120
1956 Gretsch Silver Jet
1968 Rickenbacker 360
1966 Rickenbacker 360-12
1961 Gibson ES-335
1967 Epiphone Casino
1957 Gibson ES-175
1953 Gibson Super 400
1959 Martin D-28
1970 Martin D 12-28
1967 Martin O-18
1966 Guild F212
1995 Gibson J-200
1935 Dobro Alumilite
Danelectro 3021
Coral/Dano Electric Sitar
Gibson Mastertone Banjo
1928 National Style 2 “Tricone”

Conclusiones
En conclusión puedo decir que con vistas al estudio de grabación casero, “home studio”, y especialmente para aquellos que no disponen de mucho espacio, o un gran presupuesto, la elección de las guitarras Variax, cualquiera que sea el modelo a elegir, es desde mi punto de vista muy acertado. El precio de estas guitarras es ajustado, rondan arriba o abajo los mil euros, y comparado con el precio que tiene actualmente las guitarras, estos instrumentos de Line 6 resultan mucho más accesibles que otras opciones. Como ya debéis imaginar, lo mejor que podéis hacer es acercaros a una tienda de confianza y que os la dejen probar un buen rato, la elección de un instrumento es algo sumamente personal, al igual que lo es mi propia visión que es, en cualquier caso, la que he tratado de transmitiros en este artículo.

 

 

0 Comentarios:

  • No hay comentarios

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, aceptas que usemos cookies. Más información

Aceptar